octubre 28, 2015

El Último Descendiente del Rey Salomón: Haile Selassie I


Tafari Makonnen, mejor conocido como Haile Selassie I (1892-1975), es supuestamente el último descendiente del Rey Salomón en haber ocupado el trono imperial de Etiopía. Murió un año más tarde luego de resignarse formalmente al trono en 1974 frente a la Junta Militar de la revolución marxista etíope encabezada por el teniente coronel Mengistu Haile Mariam, conocido como Derg. El Consejo de la Corona de Etiopía asegura que el emperador fue encarcelado por el Derg y luego asfixiado hasta la muerte por sus captores el 27 de agosto de 1975. Según la prensa internacional su cuerpo fue enterrado bajo el suelo de un baño del Palacio Imperial y en febrero de 1992 sus restos fueron exhumados para ser sepultados en la Catedral de la Santísima Trinidad en Addis Abeba, informa Wikipedia.

El Mesías del Movimiento Rastafari

El profeta Marcus Garvey, ex-metodista que se convirtió al catolicismo, considerado por muchos la reencarnación de Juan Bautista profetizo:

"Miren a África, un rey negro será coronado porque el día de la liberación está cerca".

Luego otros idolatras a Tafari aseguraron que era el cumplimiento profético del Salmos 87: 4-6:

«Yo me acordaré de Rahab y de Babilonia entre los que me conocen, aquí están Filistea y Tiro, con Etiopía; estos nacieron allá». Y de Sión se dirá: «Éste y aquél han nacido en ella». Y el Altísimo mismo la establecerá. Jehová contará al inscribir a los pueblos: «Éste nació allí».

Haile Selassie según la tradición etíope, es el número 225 de una línea ininterrumpida de reyes del linaje de Salomón, hijo del rey David.

De hecho, Haile Selassie nunca aceptó algún titulo de Mesías. Sin embargo, el Culto Rastafari lo cataloga divino, y cuando visitó Jamaica en 1966, Haile Selassie, instauró una efímera «Iglesia Cristiana Copta Jamaicana» precisamente para erradicar la creencia de que él era la reencarnación de JAH/Jehová/Yahveh.
 
 
Judaísmo, Rastafarismo y el Arca del Pacto


Breaking Israel News BIN realizó un supercuriosa nota acerca de la "conexión poco conocida y rara vez discutida" que insinúa un posible escondite secreto del objeto sagrado con los rastafaris jamaicanos. Explica que la conexión entre el Judaísmo y el Rastafarianismo comenzó con el emperador Haile Selassie, quien gobernó en Etiopía desde 1916 hasta 1974.

Para los Rastafaris Selassie es el León Conquistador de la Tribu de Judá, en base a sus afirmaciones de ser un descendiente del rey Salomón y la reina de Saba. Sus opositores denunciaron que Selassie pagaba a sus seguidores religiosos por extender su fama, mientras que los líderes etíopes han estado reclamando su linaje del rey David desde el siglo 13.

El linaje real de Selassie es a través de su abuela paterna, de la nación de Amhara, una tribu semítica que habla una lengua relacionada con el hebreo. Judíos amáricos, de los cuales muchos de ellos han retornado a Israel en los últimos 30 años, y creen que son descendientes de la unión entre el Rey Salomón y la Reina de Saba y de Judíos que viajaron a Etiopía para encontrar material para construir el Primer Templo. Los expertos israelíes creen probable que muchos otros en Etiopía sean descendientes de israelitas y aún más probable que la casa reinante es descendiente del rey Salomón y la reina de Saba.

Los seguidores de Selassie en Etiopía dicen que están en posesión del Arca, ellos la describen como una caja de madera de acacia cubiertas de oro, tomada originalmente por la reina Makeda, también conocida como la reina de Saba, y Menelik, su hijo por el rey Salomón. ¿Cómo llego allí? Afirman que removieron el Arca del Templo sin conocimiento de Salomón.

Aunque se desconoce ciertamente el paradero del Arca de la Alianza desde la destrucción del Templo, es de recordar el comentario vertido por el rabino Chaim Richam vocero del Instituto del Templo, al hacersele la pregunta ¿Dónde está el Arca del Pacto? el afirmó "Los Judíos siempre hemos sabido donde está". Pero esto sólo dejó más cuestionamientos. Mientras que algunos afirmaron que quiso decir que se encuentra oculta en uno de los "túneles secretos" que existen bajo el Monte del Templo.

Varios expertos han especulado que es probable que el Arca del Pacto se encuentre en la Capilla Copta de las Tablas en la Iglesia de Nuestra Señora de Sión  dentro de un pequeño pueblo en Etiopía.



Apologética Judía y Respuesta Científica

Si bien el reclamo rastafari al Arca puede parecer improbable, Harry Moskoff, un arca de renombre mundial del experto Pacto y autor del "Informe ARCA", ofrece una opinión diferente:

"Al igual que otros destinos del Templo, había duplicados hechos del Arca, como dice al final del Tractatus Hagigah [un tratado de la ley oral judía, conocida como Talmud]", explicó a BIN. "Mi opinión es que el Arca que es al parecer está en la iglesia podría ser uno de esos. No contiene los 10 Mandamientos, pero sigue siendo un objeto de gran alcance y el artefacto bíblico".

"La tradición judía, como lo consigno en mi libro, es que el Arca de Oro del Pacto que Bezalal hizo todavía está oculto y enterrado bajo el Monte del Templo en Jerusalén. Mi teoría apunta a la evidencia que lo sitúa al sudoeste de la Cúpula de la Roca. Veinticinco años antes de la destrucción del Primer Templo, el Arca fue ordenado por el rey Josías a ser secretada lejos en esta cámara subterránea preparado, como se dice en Crónicas. Todavía allí se encuentra hasta hoy en día, 2,700 años más tarde!"
SIGUE Next Post
SIGUE Next Post
 

Suscripción vía FeedBurner