22 oct. 2015

La Profecía del Asteroide que impactará en Puerto Rico el 16 Mayo 2016



ACTUALIZACIÓN: El Falso Profeta del Asteroide 16 Mayo 2016, dice que por la misericordia de Dios cambió la fecha pero que el asteroide impactará siempre al planeta.

Un peruano periodista y misionero, Ricardo Salazar, actual pastor de la Iglesia Global Church de Japón, es el hombre que se autodenomina "El Pastor de Japón", mismo que ha vaticinado "en nombre de Dios" terribles desastres futuros, entre ellos un Asteroide impactando en Puerto Rico el 16 de Mayo 2016;  que el 16 Junio 2016 iniciará la Tercera Guerra Mundial cuando Rusia y China destruyan a EE.UU. con bombas nucleares; y que el Anticristo aparecerá en 2020.


La guerra empezará el 16 de junio de 2016 (30 días después del choque con el asteroide) y el Anticristo surgirá en 2020, ahora bien; dicen las Escrituras que a la mitad de su mandato, todo cambiará y mostrará su verdadero rostro y reclamará que lo llamen dios y obligará a todos a dejarse marcar y, eso ocurriría a la mitad del año 2024 (entendiendo que asume el poder en el 2020) y si sumamos la caída del asteroide en mayo de 2016 y la posterior guerra del mes de junio de ese año, desde ese punto hasta la mitad del año 2024, habrían pasado "7 años” (número bíblico y divino) y es ese el tiempo que Dios le daría a Sus hijos, para llevar el mensaje del evangelio a todas las naciones, entre ellos; aquel que dice que no se dejen marcar por la bestia, para que nadie alegue después a Dios; que no sabía, pues eso Dios no lo perdonará jamás y solos se habrán condenado al "Lago de Fuego", afirma Salazar.

El Señor me dijo que llegará el Anticristo en 2020, aproximadamente 4 años después del inicio de la "Tercera Guerra Mundial” y según las escrituras; él vendrá a poner orden en un mundo en caos, por la caída del asteroide y por la devastación nuclear y desaparición de la primera potencial mundial; Estados Unidos de América, ha dicho.

A continuación les presentamos la profecía recibida por Ricardo Salazar publicada por le mismo desde su cuenta El Pastor de Japón Facebook:

(Esto lo compartí hace unos meses atrás, pero lo he actualizado con más información que el Espíritu me ha dado).

Visión profética, dada por el Espíritu de Dios, a Ricardo Salazar a las 9AM. del 28 de enero de 2015.


Un artículo periodístico del futuro

La tierra fue abatida por un poderoso asteroide que cayó en las costas de Puerto Rico a las 2:20AM, justo cuando acababa de empezar el 16 de mayo del 2016, luego que los gobiernos advirtieran a su población con pocos días de antelación, tiempo que no fue suficiente para que la mayoría de habitantes -hoy desaparecidos-, se pusieran a buen recaudo.

Quien redacta; Ricardo Salazar, periodista de profesión, lo hace; no para enviarlo como un despacho informativo a alguna de las agencias con las que habitualmente trabajo, sino para que quede registro de lo que pasó, pues lo hago desde una PC portátil, rogando que el 17% de batería que aún me queda, alcance para documentar el luctuoso suceso que me ha tocado vivir del lado de mi familia sirva como crudo testimonio, de una historia que pensé, jamás viviría.

Pimeros indicios

Una noche de primavera en Japón, cuando estábamos a inicios de mayo, una estrella en el firmamento nocturno se empezó a destacar, llegaban noticias extra oficiales de Rusia no confirmadas por la NASA, que sería un cometa o asteroide con rumbo de colisión a la Tierra. Durante las primeras noches la mayoría de la población humana no tuvo conciencia del fenómeno y hasta lo tomaron muy a la ligera, pero a solo unos días del impacto, las agencias de noticias no dejaban de hablar del tema. Como ya se sabe finalmente la NASA se vio obligada a declarar oficialmente, que el planeta Tierra sufriría una colisión inminente con un asteroide de poco más de 500 metros de diámetro, días antes del hecho, cuando poco o nada había para hacer, la anarquía era incontrolable en todo lugar.

Pocos escaparon

Los aeropuertos en América colapsaron, pues fueron miles de personas que quisieron salir de la zona de impacto, pero hemos sabido de buena fuente que fueron muy pocos los que pudieron viajar, incluso se supo que muchos aviones llegaron a Japón procedentes del continente americano, con menos de la mitad de pasajeros, ya que eran ciudadanos japoneses que se auto repatriaban o extranjeros con residencia estable en el país del Sol Naciente. Algo que cabe destacar, es que los precios de los tickets de vuelo se fueron por las nubes.

El choque

La noche previa del choque con el asteroide -al menos en Japón-, los curiosos nipones, que acostumbraban observar este perturbador espectáculo nocturno de la espectral "estrella luminosa" -como al principio la llamaban- la misma que muchísimos ciudadanos le llegaron a hacer fotos de muy buena calidad, no pudieron ubicar el objeto en el firmamento, algunos pensaron que tal vez ya habría pasado rozando la tierra y que el peligro para la vida humana era historia, sin embargo se supo por las agencias especializadas en el tema, que ya no se podía ver esa espectral roca espacial, por estar demasiado cerca al planeta y que en algunos puntos del mismo, sería imposible observarla aún de noche. Fue así que a las 3:20PM en Japón todos los ciudadanos, hasta donde la vista permitía ver, estaban arrodillados, rezanádole a sus dioses, llorando o en un sepulcral silencio mirando al cielo, hasta que se sintió un inusual estremecimiento que a algunas personas arrojó al suelo, no fue un terremoto, al menos eso no parecía, fue -más bien-, como un sacudón que no duró ni un segundo, sin embargo a los pocos minutos se sintió un sonido ahogado, como el rugido de un animal prehistórico que desde el vientre de la tierra pugnaba por salir de su peculiar cárcel milenaria; los automóviles empezaron a brincar en las pistas, la gente fue arrojada furiosamente al suelo, ya caídos se les veía convulsionarse por la fuerza del movimiento, parecían palomitas de maíz cuando se están haciendo en la sartén. Las estructuras empezaron a venirse abajo casi de manera instantánea, sin embargo en el centro de Tokio, los más grandes edificios soportaron inicialmente el terremoto de 11,5 grados, días después se conoció que "el gobierno" -si es que realmente existe-, los ha declarado a todos ellos inhabitables y en peligro de colapso. Con el correr del tiempo y frente a las continuas réplicas que no han dejado a nadie conciliar el sueño, muchos de los rascacielos se terminaron viniendo abajo, se desconoce el número de víctimas hasta el momento.

A los 30 minutos del primer gran terremoto, por la radio supimos que el mar llegaba a las costas de Japón. En donde nos encontramos -en la ciudad de Hiratsuka-, gracias a Dios no ha penetrado, este sitio, en ese sentido se mantiene "seco", pero se supo que casi todo el país ha sido anegado por poderosas mareas, Tokio ha quedado bajo el agua, los ríos se desbordaron, el mar entró hasta el Palacio Imperial, los daños se desconocen, pero todas las previsiones son funestas, pues pasados las semanas, el agua siguió entrando a lo largo de la costa, devastando lo devastado. Lo extraño que acompaña estos hechos, es la aparición de enormes bestias marinas que se desconoce su procedencia y especie, las cuales no habrían sido descubiertas en el pasado por el hombre, las mismas que se están pudriendo sobre los techos de algunas casas.

Durante la noche se puede apreciar algunas zonas iluminadas a la distancia, entendemos que es fuego consumiendo viviendas y todo tipo de edificios y estructuras de madera principalmente, que no han sido extinguidas desde el día en que cayó el asteroide, pues no hay agua, ni bomberos, ni calles transitables para trasladarse hasta esos lugares y apagar las llamas.

Erupción de volcanes

En estos momentos uno de los más conocidos volcanes de Japón como es el Fuji (y no es el único), ha entrado en erupción, luego de más de 300 años de haber estado dormido. Las familias de la zona no han podido ser completamente evacuadas, pues no hay ninguna organización del estado que esté realizando esta labor ahora mismo, cada cual ha huido del lugar del desastre como ha podido -aunque Japón entero es un desastre en sí-, en el lugar en donde nos encontramos ahora, en un parque a las afueras de Tokio hay muchas personas que han llegado hasta aquí para descansar, pues este sitio no es un refugio, sino solo una parada en el camino y nos dicen que vienen de la prefectura de Shizuoka que prácticamente ha quedado sepultada en cenizas y en lava. que es el sitio exacto en donde se levanta esta mole descomunal, que a derretido literalmente los pueblos colindantes. Aunque los gobiernos se organizaron para ofrecer algunos refugios a su gente, no ha sido suficiente, pues no hubo mucho tiempo para una mejor preparación, pues sabemos que ellos supieron de este peligro inminente desde finales del 2015 y que mantuvieron mucha reserva para evitar desmanes generalizados. Por otra parte, desde hace un par de días ha empezado a llover cenizas y se prevé que la intensidad vaya en aumento, el volcán de noche luce de color rojo sangre.

Se especula que la tierra podría haberse inclinado algunos grados, no sabemos cuántos, porque como se recordará, con el potente terremoto de 9 grados en la escala de Richter que sufrió Japón el 11 de marzo de 2011, el planeta se inclinó 15 centímetros, y con lo que aún se sigue viviendo, réplicas tan fuertes como el primer terremoto, no tenemos real idea, de cómo se encontrará en este momento el eje planetario. Se especula que las cinco capas tectónicas de la tierra deben de estar desplazándose irregularmente, puesto que esa sería una de las razones, para que prácticamente todos los volcanes de la Tierra hayan entrado en erupción.

El día se hizo noche

Luego que la población nipona "asimiló" el desastre, los relojes "se detuvieron", pues la luz solar siguió a lo largo de las siguientes horas y días, recién al iniciarse el probable cuarto día empezó a "moverse el sol", pues su sombra que estaba quieta, se trasladó unos pocos centímetros por el piso y eso fue como una "extraña fiesta" en medio del desastre, pues había gran desconsuelo, ya que muchos decían que era el final del planeta, pero esto ahora les devolvía la esperanza, sin embargo; precisamente cuando empezaba a moverse con mucha lentitud, de pronto el día se hizo noche, a pesar que el sol seguía arriba nuestro, se le podía observar a duras penas sobre nuestras cabezas, algunos refugiados nos dijeron que habían escuchado a través de radios aficionados que serían las cenizas del volcán Yellowstone, las que estarían tapando la luz solar y de confirmarse este hecho, las temperaturas bajarían en el mundo, pues por lo menos durante un año, esas cenizas se mantendrían en la estratosfera terrestre circundando el globo, tras haber sido arrojadas con extremada furia hacia el espacio y, eso nos haría suponer que ahora mismo Estados Unidos de América, habría de estar devastada y partida en dos -además-, por la temible falla de San Andrés ubicada al sur de California. Eso sin mencionar que de acuerdo a los científicos, estas cenizas detendrían la fotosíntesis, lo que conllevaría a la muerte de toda vida vegetal en dos meses, y por consiguiente terminaría extinguiendo la vida animal en corto tiempo en todo el planeta.

Desastre nuclear

Unos días después del desastre empezó a llover y mucha gente trató de almacenar agua, sin embargo la lluvia que caía manchaba la ropa y causaba picazón en la piel, fue allí que todos empezaron a buscar refugio debido al probable desastre nuclear del cual los japoneses ya estaban advertidos y que por obvias razones no haya habido nadie que controlara lo que ahora resultaría inevitable, que las inestables estructuras de la planta nuclear de Fukushima, hayan colapsado y dejado escapar el material radioactivo a la atmósfera. ¡Dios santo esto es un pandemonio!, ¿algo similar estará pasando en otras plantas del mundo?. ¡No sabemos!.

Gran inquietud e ignorancia nos rodea, ya que no tenemos conocimiento de lo que ha pasado con el resto del mundo, no hay Internet, no tenemos electricidad -que es lo menos-, la comida se está acabando y el líquido elemento escasea, pues particularmente hemos tenido que compartir algunas provisiones con muchos niños que nos pidieron un poco de pan y agua. Las medicinas son como oro en polvo actualmente. Se estima que en cualquier momento aparezca el cólera y la disentería por la falta de higiene y por la pestilencia que viene de entre los escombros, muy a pesar que algunas personas se han organizado para enterrar a los cadáveres, el problema mayor para llevar a cabo este trabajo, a pesar que hay que tener valor para respirar esa putrefacta hediondez, es que no hay tierra a la vista para proceder a su entierro, todo es escombros compuesto de madera y cemento, eso ha provocado en algunos casos que solo sean cubiertos y "empaquetados" estos cuerpos, con algunas frazadas y cuerdas, aunque es un gran problema la innumerable presencia de cuervos que dejan al descubierto a los cadáveres, para comérselos inmediatamente, resulta todo surrealista y grotesco.

Buscando comida

La mortandad desde donde redactamos es grande, más son los muertos que hemos visto, que los que han sobrevivido a la primera parte del desastre, pues al parecer esto no tiene visos de acabar. Repetimos; no hay ninguna autoridad, hay ciudadanos que se están intentando organizar, sin embargo, algo que siempre ha destacado en los japoneses, que es; su orden y respeto, ahora ha pasado ha brillar por su ausencia, hemos sufrido particularmente de algunos robos -sobretodo de comestibles-, los hombres y mujeres, están ingresando a las derruidas casas para encontrar algo que llevarse a la boca, sin embargo muchos salen vomitando, por la pestilencia que hay dentro de cada hogar, ya que hay familias enteras que han muerto por el mega terremoto sufrido en un inicio y dicho sea de paso, le han seguido múltiples réplicas, las mismas que no se pueden contabilizar, pues no se sabe cuando termina una y empieza la otra.

Se está viviendo la ley del más fuerte, hemos visto cómo hacen justicia con sus propias manos, llegando incluso a matar al agredido, la civilización, esa que conocimos va quedando atrás, para dar paso a un mundo diferente, no podemos negar que por nuestras cabezas, pasó la idea de que alguien podría llamar con algún improbable teléfono móvil a "la policía" y que tal vez acordonaran el área con esas cintas amarillas, para recoger las pruebas del crimen, que idea más ilusa, los únicos interesados por estas muertes, son los cuervos que hace días se vienen dando un gran festín.

Al parecer habría alguna forma de ley marcial -la misma que nunca se ha aplicado en Japón-, pues por las "noches" (aunque todo el día es prácticamente de noche), se escuchan tiros a la distancia, no sabemos quienes son los que estarían haciendo esos disparos, pues en Japón la población está prohibida de portar armas, suponemos entonces, que podría ser el ejército japonés, el mismo que mostró mucho "movimiento" en sus tropas, meses antes del desastre.

Quisiera seguir narrando todo lo que mis ojos me permiten ver, esta es -a pesar de la total devastación-, una increíble oportunidad para un periodista como yo, de entregar un gran despacho informativo, pero tengo dos problemas insalvables por ahora, primero; que no hay a quién enviarle esta nota y segundo; que se está acabando mi batería.

Después de un mes

Ha pasado poco más de un mes, hoy es 20 de junio de 2016. Llegamos a uno de los albergues que el gobierno Nipón preparó oportunamente, hemos tenido mucha suerte para ingresar, pues el número de refugiados es limitado, por el tema de la comida y el agua principalmente -no hay para todos-, las medicinas escasean y aquí hace tiempo se acabaron, por ello es que hemos conseguido sitio; pues algunas personas han fallecido de simples infecciones que se generalizaron por todo sus cuerpos, es por eso que ahora ocupamos los lugares dejados por éstos.

Por fin pude cargar la batería de mi computador portátil y ahora continuo escribiendo todo lo que estamos viviendo hasta la fecha. Hay una noticia que preocupa a los japoneses y no sé qué creer, necesito confirmar las fuentes, pero hay un fuerte rumor de que habría empezado una guerra entre varias naciones el 16 de este mes, al parecer son los rusos y los chinos que estarían lanzando bombas nucleares. En la radio escuchó mi hijo que decían que Estados Unidos habría sido eliminado del mapa, se habla de diez ciudades atacadas por bombas y que los rusos habrían tomado el país ingresando por México mediante su poderosa fuerza terrestre conformada principalmente por tanques de última generación, los mexicanos no resultaron ser ninguna oposición para las tropas de Putin, pero lo más preocupante -y lo digo desde mi perspectiva personal-, todo parecer indicar que Japón ya habría sido atacado, con al menos una bomba nuclear en Okinawa, el lugar en donde Estados Unidos tenía una de las mayores fuerzas militares en el Pacífico.

El final de la potencia mundial

Estados Unidos supo con dos años de anticipación sobre su final anunciado y no dijo nada a su población por evitar la anarquía, aunque se sospecha que haya sido para seguir moviendo su industria, pues de poner en sobre aviso a los suyos, lo más probable es que no se hubiera desatado ninguna anarquía, sino más bien; hubieran huido en masa hacia Europa principalmente.

Europa conoció del inminente impacto con la roca espacial a finales del año que pasó (2015) y finalmente esto se convirtió en "vox populi", a inicios de 2016 en todos los países europeos, lo que devino en la prohibición del ingreso de extranjeros a sus respectivas naciones, sin mencionar la persecución abusiva e inhumana que sufrieron los ilegales que residían en los países del viejo continente. Todo esto provocó un "cierra puertas" para la primera potencia mundial, es decir; los estadounidenses no podían viajar a Europa, porque tenían el ingreso negado, aunque valgan verdades, ningún otro ciudadano del mundo, que no sea europeo tenía las puertas abiertas. Además algo muy peculiar ocurrió en América entera, México prohibió el ingreso libre de los ciudadanos estadounidenses y les solicitó visa, algo que por lo regular les fue difícil conseguir a los "americanos", del mismo modo Canadá cerró sus fronteras, finalmente los americanos, se quedaron acorralados en su propia nación esperando el desastre, los cuales no sabían que sería doble, pues luego del asteroide que cayó el 16 de mayo de 2016, les llegó la "Tercera Guerra Mundial" el 16 de junio de ese mismo año, pues sufrieron 2 ataques muy marcados, en donde primero destruyeron 3 ciudades -las más emblemáticas- y luego 7 -las más importantes-. El país vivió en anarquía y entendimos que los bunkers que se habían construido los miembros del gobierno y los multimillonarios, que era algo que llamó poderosamente la atención de la prensa mundial meses antes del holocausto; no era por la caída del asteroide -que fue lo que la mayoría terminó creyendo-, sino para protegerse de las bombas y la respectiva radiación posterior.

A las puertas del Nuevo Orden Mundial

Actualmente todos claman por alguien que pueda poner paz en el mundo, las economías de todos los países se vinieron abajo, incluyendo a Japón, solo Rusia y China (que todo haría suponer que sabían lo que pasaría y lo tenían todo muy bien planeado), están firmes en ese sentido y sus monedas se mantiene estables y muy probablemente, el Yuan Chino, se convierta en la principal moneda del mundo momentáneamente, porque es casi inminente la aparición de una "Única Moneda" y de ser así, esto me recordaría al libro de Apocalipsis de la Biblia y de la "tenebrosa marca de la bestia" que leí años atrás; ¿será que estamos a las puertas de conocer al Anticristo?

¡Dios ayudamos!

Ricardo Salazar
Periodista y siervo de Dios

Ver vídeo de sus impactantes declaraciones:

 

Suscripción vía FeedBurner