27 dic. 2015

Documental cristiano revela el "fracaso" del Ministerio de Jóvenes



The National Center For Family Integrated Churches presentó al Mundo Evangélico un impactante documental que muestra el testimonio de un joven que no entendía las razones por las que su padre le había prohibido continuar congregándose en el Ministerio Juvenil, ni participar en alguna de sus actividades. Con el paso de los años se dio cuenta que aquella decisión había sido totalmente positiva en su vida cristiana, entonces inició la investigación que están por ver.

El documental revela como Pastores de Jóvenes en EE.UU. están renunciado al Ministerio Juvenil día a día. ¿Por qué? están convencidos que es un "fracaso", y en especial observaron que va en contra de Dios y la Familia.

En nuestra experiencia personal, concluimos que el Ministerio de Jóvenes es un "accidente" que carece en realidad de raíces consolidadas en la Sana Doctrina. Durante años participamos en ministerios juveniles muy exitosos, realizábamos todo tipo de actividades para atraerlos a Cristo. Aunque hubieron sus logros, vimos que eran menos sustanciales las conversiones, realmente los jóvenes no venían a Jesús de corazón.

Algo tarde quizá, nos dimos cuenta que habíamos caído en el juego desarrollar tremendos espectáculos seculares bañados con un perfume cristiano. Hicimos de todo: conciertos cristianos juveniles, noches de talentos juveniles, películas y dramas cristianos para jóvenes, etc. Tratando de no ser ciegos, abrimos bien los ojos y contemplamos el desastre. Mientras había diversión habían muchísimos de ellos, pero ellos no estaban esperando el mensaje contundente de la Palabra de Dios. Cuando llegaba la hora cero, comenzaban a salir de los eventos con el "plato exquisito" - ¿por qué? - Los entrevistados decían es aburrido, poco innovador, les parecía que estaban en un culto normal para adultos. Mientras el show avanzaba todo estaba bien, pero cuando llegaba el crudo mensaje era la hora de salir. Habíamos muchos jóvenes, cientos de ellos, pero comprometidos con Dios y que daban un testimonio fiel apenas llegaban a unas dos docenas. Y las bajas eran más profundas cuando pasaban los meses, rápidamente llegaban más nuevos pero tampoco maduraban.

Los Ministerios Juveniles de nuestros días son un show más, un minúsculo mundo dentro de la Iglesia. Sólo hay que ir a uno de ellos para ver las vulgaridades que se están haciendo en pro de atraerlos, "y llevarlos a Cristo". Esto ocurre en todas las iglesias en el mundo que ejercen ministerios juveniles, por ejemplo, Hillsong Church en New York.

Aunque las actividades están basadas en reflexiones bíblicas, estos son más una novela cotidiana sin el crudo ingrediente de la Palabra de Dios, ¿por qué no se da? los jóvenes no llegan, es monótono, no entienden, les duele la verdad, no quieren ser confrontados, etc. Entonces, para combatir la deserción han preferido dejar por un lado la concienciación de la vida de Pecado, el juicio de Dios y el conocimiento del Cordero, por diversión, ocio y risas. De hecho, es aquí donde el Ministerio de Jóvenes desarrolla un programa paralelamente opuesto a lo que es la Iglesia de Dios. Ofreciendo lo que realmente buscan los jóvenes que no buscan a Dios: un club social para conocer a más jóvenes donde se alimenta su deseo de diversión y no se hace énfasis en su falta de responsabilidad, vanidades y egos, sino que soba sus carnalidades y debilidades, para no confrontarlos con el verdadero y duro mensaje de la Palabra de Dios.

Invitamos a todos los pastores y líderes de jóvenes ver el siguiente testimonio. Sin embargo, pensamos que sí es posible ejercer un ministerio juvenil en la Iglesia, pero debe ser completamente reestructurado, no puede seguir igual.

 

Suscripción vía FeedBurner