diciembre 18, 2015

Paganismo vs Cristianismo: El origen del "Pino" de Navidad


[imagenesdiarias.net]
 
Como olvidar el día que me invitaron a compartir la Palabra de Dios en la víspera de las fiestas navideñas, al entrar a la Iglesia en la puerta principal había uno de los Árboles de Navidad bellamente decorado. Yo veía aquel árbol durante casi todo el evento, y mi admiración en cierta manera causo malestar en la pastora de la iglesia. Tanto que al final me tenía una pregunta y quería la respondiera a toda la congregación.
 
¿Qué significa el Árbol de Navidad?, ¿Cuál es su origen? Realmente no me esperaba que fuese increpado por eso. "Usted no ha dejado de mirarlo, ¿le molesta en algo?", agregó.
 
Durante años había escuchado de todo tipo de historias como su legítimo significado. Pero en realidad estaban más allá de lo histórico y se sumergían en lo místico y diabólico. Por ello, compartimos con ustedes la versión histórica aceptada acerca del origen del Pino Navideño:
 
El árbol se originó en el norte de Europa, en la celebración del nacimiento del dios pagano nórdico de la lluvía, del sol naciente, la prosperidad y la fertilidad, "Frey", utilizado en las fechas cercanas a la navidad. El árbol perenne simbolizaba el Universo, llamado Yggdrasil, la copa era el último nivel, Asgard, la morada de los dioses y el palacio de Odín; las raíces más profundas estaba Helheim, el reino de los muertos. Cuando el cristianismo llegó, aprovecharon la idea debido a su cercanía con el 25 de diciembre, respaldados por los conversos para celebrar el nacimiento de Cristo, pero cambiándole totalmente el significado. (Wikipedia)


Una vez un pastor explicó un relato de Deuteronomio fuera de su contexto bíblico (ver 1 Reyes 14:23), expuso que el Árbol de Navidad era abominación delante del Señor, se trataba del mismo árbol frondoso:
 
Destruiréis enteramente todos los lugares donde las naciones que vosotros heredaréis sirvieron a sus dioses, sobre los montes altos, y sobre los collados, y debajo de todo árbol frondoso. (Deuteronomio 12:2 RV1960)
 
Otros han explicado que en sus orígenes el Árbol Nórdico estaba adornado con cráneos humanos y otros utensilios de muerte y culto, ninguna autoridad ha confirmado eso.
 
Lo que sí explican los historiadores es que para los 700s, el evangelista de Alemania, San Bonifacio, tomó un hacha y cortó el árbol consagrado a Thor. Dejando en su lugar un pino, para simbolizar el Amor de Dios, adornándolo con manzanas y velas.
 
- Las manzanas simbolizaban el pecado original y las tentaciones 
 
- Las velas la luz de Jesucristo como luz del mundo.
 
Así con el paso del tiempo estas se convirtieron en esferas, luces y otros adornos personalizados. La tradición de adornar el árbol navideño inició en Alemania y Escandinavia en los siglos XVI y XVII, extendiéndose posteriormente a otros países europeos.
 
Con la evolución cristiana los adornos en el Pino de Navidad adquirieron otros significados, por ejemplo:
 
- La Estrella en la punta del árbol, es la fe que guía al cristiano recordándole la Estrella de Belén.
 
- Las Esferas que simbolizan los Dones de Dios a los hombres.
 
- Las Lluvias o Lazos Plateados Dorados o de varios colores, la temporada, el calor del fuego, la comunión con las personas amadas y la unión de las familias.
 
- Las Luces, la luz de Cristo. 
 
Por supuesto, no faltaba más decir que los comerciantes oportunamente se ocuparon de crear la tradición de poner regalos para los niños bajo el árbol, y tergiversar la vida de San Nicolás en la leyenda de Santa Claus, o la de los Tres Reyes Magos.
SIGUE Next Post
SIGUE Next Post
 

Suscripción vía FeedBurner