diciembre 07, 2015

Profetas Bíblicos: "Aguas Sanadoras" emergerán del Tercer Templo en Jerusalén


iorise.com
 
La imagen terrenal y actual de Jerusalén cambiará completamente debido al "Tercer Templo Judío de Jerusalén", así lo profetizó el Profeta Joel y Zacarías, afirma Viene Mashiaj.
 
Joel 3:18 (RV1960) Sucederá en aquel tiempo, que los montes destilarán mosto, y los collados fluirán leche, y por todos los arroyos de Judá correrán aguas; y saldrá una fuente de la casa de Jehová, y regará el valle de Sitim.
 
Zacarías 13:1 (RV1960) En aquel tiempo habrá un manantial abierto para la casa de David y para los habitantes de Jerusalén, para la purificación del pecado y de la inmundicia. 
 
Pero también el Profeta Ezequiel anunció con mucho detalle lo que ocurriría con las aguas saludables que emergerán de Jerusalén:
 
Ezequiel 47:1-12 (RV1960) Me hizo volver luego a la entrada de la casa; y he aquí aguas que salían de debajo del umbral de la casa hacia el oriente; porque la fachada de la casa estaba al oriente, y las aguas descendían de debajo, hacia el lado derecho de la casa, al sur del altar. Y me sacó por el camino de la puerta del norte, y me hizo dar la vuelta por el camino exterior, fuera de la puerta, al camino de la que mira al oriente; y vi que las aguas salían del lado derecho. Y salió el varón hacia el oriente, llevando un cordel en su mano; y midió mil codos, y me hizo pasar por las aguas hasta los tobillos. Midió otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta las rodillas. Midió luego otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta los lomos. Midió otros mil, y era ya un río que yo no podía pasar, porque las aguas habían crecido de manera que el río no se podía pasar sino a nado. Y me dijo: ¿Has visto, hijo de hombre? Después me llevó, y me hizo volver por la ribera del río. Y volviendo yo, vi que en la ribera del río había muchísimos árboles a uno y otro lado. Y me dijo: Estas aguas salen a la región del oriente, y descenderán al Arabá, y entrarán en el mar; y entradas en el mar, recibirán sanidad las aguas. Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas aguas, y recibirán sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este río. Y junto a él estarán los pescadores, y desde En-gadi hasta En-eglaim será su tendedero de redes; y por sus especies serán los peces tan numerosos como los peces del Mar Grande. Sus pantanos y sus lagunas no se sanearán; quedarán para salinas. Y junto al río, en la ribera, a uno y otro lado, crecerá toda clase de árboles frutales; sus hojas nunca caerán, ni faltará su fruto. A su tiempo madurará, porque sus aguas salen del santuario; y su fruto será para comer, y su hoja para medicina...
 
Ezequiel explica que una fuente de agua subterránea emergerá desde el Templo, se convertirá en un arroyo o quebrada, hasta ser un enorme "rio de Dios", cuyas aguas sanearán y purificarán a todos los que la tomen y naden en ella. ¿Hacia dónde salen las aguas del Santo Templo? Hacia el Mar de Tiberiades, es decir Galilea, pasará al Mar Muerto y luego al océano para curar las aguas y todo lo viviente que se encuentre en ellas. A cada lugar que lleguen las "aguas salutíferas" llevarán la "Bendición de Dios". Desde un aumento enorme de vida en la fauna y la flora, como abundancia de todas las especies de peces y árboles que nunca faltará su fruto.
 
Habacuc 2:14 (RV1960) Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar.
SIGUE Next Post
SIGUE Next Post
 

Suscripción vía FeedBurner