diciembre 10, 2015

Vaticano: Los cristianos no deben intentar convertir a los judíos a Jesús

israeltoday.co.il
 
Las condiciones están cada vez más complejas desde la perspectiva evangelística y misionera debido al Diálogo Interreligioso y Ecuménico que promueve el Papa "Negro" Jesuita, Francisco I. Un líder carismático fuera de serie que tiene al Vaticano de cabeza y se ha ganado el mundo. El actual Papa ha realizado comparecencias en púlpitos de varias Iglesias Cristianas en Italia, desde visitar y orar en mezquitas en otras partes del mundo, llamando a la hermandad interreligiosa e interdenominacional a todos los que creen en Dios y actuán en nombre de él, para testimonio de armonía y paz. Sin embargo, me parece que su movimiento es más sincretista que ecuménico.
 
Ahora los misioneros católicos han recibido un golpe técnico desde su misma sede, a los evangelistas y ministerios que trabajan en pro de mostrar el Evangelio a los Judíos. Según Reuters, un documento oficial emitido por el Vaticano, insta a los católicos no intentar convertir a los judíos a Cristo, sino que deberían trabajar juntamente con ellos para combatir el antisemitismo. Con fines de alejar el pésimo testimonio dejado por la Iglesia en el pasado.
 
El antisemitismo es un tema crítico en las actuales relaciones del Vaticano con Israel. Un remordimiento y daño difícil de arrancar. Y aunque nada tienen que ver el Antisemitismo y el Evangelismo, la Iglesia Católica ha preferido tomar esta seria decisión. Combinación letal que en realidad fue desarrollada arduamente y por mucho tiempo dentro del mismo culto católico por medio de instrucciones anti-judías que fueron sembradas con semillas de antisemitismo en sus enseñanzas durante siglos.
 
El documento de la "Comisión Vaticana para las Relaciones Religiosas" detalla que tanto el cristianismo y el judaísmo están entrelazados, Dios nunca anuló su compromiso con los judíos, informó Yahoo News.
 
El antisemitismo sembrado por siglos por el Vaticano se baso en la "culpa colectiva judía" que detalla que los Judíos mataron a Jesús. De este tipo de mensajes se desprendió el "odio gratuito" contra los Judíos e Israel. Hasta convertirse en sus más abismales expresiones contra ellos, desde la persecución por Europa hasta la sangre, que inclusive existe en nuestros días disperso en el mundo. 
 
Uno de los mayores "resentimientos malversados" por parte del pueblo Judío fue culpar a Jesús de todos los actos antisemitas a los que fueron sometidos. Conclusión tomada rápidamente a causa del católico Hitler y su barbarie contra millones de judíos. Por ello la reprobación total de Jesús (Yeshúa/Yeshú/Yehoshua) en muchos círculos y comunidades judías en todo el mundo. Es allí donde la delgada línea de la "culpa colectiva" trasmitida a los cristianos católicos influyó también en otras escuelas teológicas.
 
Los católicos deberían ser sensibles al significado del Holocausto (Shoah para los judíos), y comprometerse a "hacer todo lo posible con nuestros amigos judíos para repeler las tendencias antisemitas". "Un cristiano nunca puede ser un antisemita, especialmente por las raíces judías del Cristianismo", agrega el texto.
SIGUE Next Post
SIGUE Next Post
 

Suscripción vía FeedBurner