11 ene. 2016

Monje budista lleva 20 años orando en el mismo sitio y este es el resultado


[Imágenes: Reuters]

Antes de ver las imágenes, es triste resaltar que muchos Cristianos no saben qué es orar. ¿Por qué? Sencillamente ocurre que no lo hacen, no se ejercitan en la misma y por ello viven enfermos y con una profunda "anemia espiritual". Creyentes que parece ser les gusta jugar al "cristianito", creen que con escuchar música cristiana todo el día, leer un versículo por la mañana e ir a la Iglesia los domingos se han ganado el Reino de los Cielos. Mientras sus obras son "tibias" ni frías ni calientes como las prefiere el Señor, por tanto son vómito para Dios.

Apocalipsis 3:14-16 (NVI) Escribe al ángel de la iglesia de Laodicea: Esto dice el Amén, el testigo fiel y veraz, el soberano de la creación de Dios: Conozco tus obras; sé que no eres ni frío ni caliente. ¡Ojalá fueras lo uno o lo otro! Por tanto, como no eres ni frío ni caliente, sino tibio, estoy por vomitarte de mi boca.
Apocalipsis 22:11 (NVI) Deja que el malo siga haciendo el mal y que el vil siga envileciéndose; deja que el justo siga practicando la justicia y que el santo siga santificándose.

Así que cuando miramos el testimonio del monje budista Hua Chi de 70 años de edad (foto) debería producir en nosotros un auto-examen, este hombre ha orado en el mismo sitio durante más de 20 años. Y como era de esperarse al orar tanto tiempo postrado sobre un suelo de tablas de madera las marcas de sus pies están debidamente formadas, dejando las "huellas de fe". ¿Ya vio la Película Cuarto de Guerra? Allí verá claves para emprender la practica de la oración, y una de ellas es dedicar un lugar para hacerlo, o tener una opción para orar en mi casa, lo importante es que lo haga.

Mientras algunos Cristianos ni saben orar menos que saben lo que es orar de rodillas y/o postrarse ante el Único Dios Todopoderoso Rey de Israel y de las Naciones, Padre de nuestro Señor Jesucristo.
Deuteronomio 31:27 (RV1960) Porque yo conozco tu rebelión, y tu dura cerviz; he aquí que aun viviendo yo con vosotros hoy, sois rebeldes a Jehová...

La Cerviz y las Rodillas

¿Qué es la cerviz? Se trata de la parte posterior del cuello, en otras palabras, Dios ha dicho en Deuteronomio 31:27 que no conoce "la humillación" de por parte de los que dicen ser sus siervos.

Y sabía usted que la cerviz está muy asociada con las "rodillas". Humillarse para Dios significa arrodillarse, que nos postremos para que él vea nuestra cerviz.


Pero sabe, muchos cristianos ni saben que es orar de rodillas. Y es que no es fácil porque debe recibirse por revelación. No se trata de religión sino de experiencia, vivencias, suma adoración, reverencia y temor cuando estamos buscando la presencia del Dios de Abraham, Isaac y Jacob.

Aprendamos a orar y ejercitémonos en lo correcto. No se trata de sólo confesar bien sino también que nuestro cuerpo sea afligido y humillado. Estudiemos bien la Biblia y entendamos: el Profeta Elías metía la cabeza entre sus piernas, Daniel se postraba en dirección a Jerusalén, mientras el apóstol Pablo resaltó la profecía que revela que está practica será "incondicional" en el Día del Juicio ante el Trono de Dios: 
Romanos 14:10-11 (RV1960) Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, y toda lengua confesará a Dios. 

 

Suscripción vía FeedBurner