16 ene. 2016

Predicadores de la Prosperidad: Queremos Jets para no "volar con un montón de demonios"



EE.UU. - El año pasado fuimos sorprendidos por la sinvergüenzada del tele-evangelista de la Prosperidad, Creflo Dollar, cuando había solicitado a la congregación alrededor de 65 millones de dólares para comprarse un jet Gulfstream G650, y de está manera no tener atrasos para la obra misionera...

“Si Dios pone en mí la fe que me dará un avión de 65 millones, usted no me lo puede impedir. Nadie puede impedir que yo sueñe con ello”. Seguido acto procedió a invitar a sus 200,000 telespectadores a que pactaran con 300 dólares cada uno para adquirir un G650, así la obra del Señor avanzaría tremendamente en las misiones y ayudará a su equipo de más de una docena de personas que viajaban con él, y a transportar las toneladas de viveres para los más necesitados, dijo el falso apóstol.

Ahora en un vídeo subido a Youtube aparecen otros dos destacados Predicadores de la Prosperidad justificando la compra de Jets privados para ellos, Kenneth Copeland y Jesse Duplantis.

En el programa "TV Believer’s Voice of Victory" del Sr. Copeland, estuvieron compartiendo los "puntos bíblicos" que les permitían comprarse un avión de ser necesario, llenándose la boca de experiencias y conclusiones vanales que afirmaban que una agenda tan apretada debía ser cumplida, por ende, sólo por medio de este transporte podría acomodar justamente el horario.

"Ser dueño de un jet es esencial para “alcanzar a los perdidos”, dijo Copeland. “Tenemos un mundo agonizante que nos rodea, y no podemos perder el tiempo en colas y problemas de aéreo líneas comerciales.
 
El Sr. Duplantis compartió una experiencia espiritual:

"Durante un vuelo el Señor me dijo: ¿Jesse, te gusta tu avión?. Yo pensé: "es una pregunta extraña", a lo que respondí: "Sí Señor". Luego me dijo: ¿Eso es todo?... ¿Vas a dejar tu fe estancada?... Entonces me puse de pie y comencé a orar en alta voz: “Señor, yo no pienso dejar mi fe estancada”, y Él contestó: “¿Así que eso es todo lo que podría dar?”.

Mientras las palabras de Copeland nos dejan con la boca abierta:

"En ningún avión comercial tendría la oportunidad hablar a Dios en voz alta, los demás pasajeros pensarían que estás loco o que se trataría de algún acto terrorista". Y finalmente declaró:

“Uno no puede discernir todo lo que pasa hoy en día, un mundo lleno de drogas, y quedarse atascado en un largo armatuste de acero con un montón de demonios…”.

Es terrible que para estos "importantísimos" Predicadores de la Prosperidad se les olvida que ellos no son "Mesías" de la salvación. Su afán por lo que creen es la obra de Dios los tiene envanecidos. Ellos se andan cuidando de la mal llamada "transferencia de espíritus", una enseñanza promovida por los contumaces y herejes falsos maestros de la "Guerra Espiritual", que afirman que sí usted se sienta junto a un ímpio existe una guerra espiritual para impartirle lo que posee. Por ejemplo, un asesino en serie, los demonios que posee querán inundarle de su influencia demoníaca, igual con un drogadicto con su drogadicción, etc.

Por qué tienen aviones los predicadores de la prosperidad
Los 2 predicadores de la "prosperidad" más famosos en Estados Unidos, revelan que compran aviones privados para poder hablar con Dios en tranquilidad. (Traducido al español)
Posted by Evangelio Puro on miércoles, 3 de febrero de 2016
 

Suscripción vía FeedBurner