febrero 17, 2016

5 Razones que hacen al Catolicismo una de las Peores Religiones de la Historia


 
MÉXICO - Juan Pablo Carrillo Hernández escribió para la web Pijama Surf un interesante artículo en el que enumera las cinco razones por las cuales considera El Catolicismo como una de las Peores Religiones de la Historia.
 
¿Qué es Pijama Surf? Conciencia Digital explica que es un sitio con más de 3 millones de visitas al mes, lo que lo posiciona como el sitio de noticias alternativas más leído en Latinoamérica. Sin embargo, luego de años leyendo sus artículos, según nuestra opinión, su información guarda una retórica ateísta o en más mínima expresión "escéptico" en los temas de Dios.
 
El autor inicia con una introducción del valor de comunidad y pertenencia aportado por las religiones, no obstante, concluye que pese a su importancia no quiere decir que sean completamente provechosas. En la que resalta con un espíritu crítico su énfasis en la religión de fe católica, mencionando algunas de las enumeraciones cualitativas por las que concluye que el catolicismo es más perjudicial que progresivo.
 
1. Su cercanía con las élites políticas
 
Luego que el catolicismo se volvió la religión mayoritaria, demostró una enorme capacidad de influir a las masas. Y su relación estrecha con las élites políticas, desde reinos medievales hasta dictaduras latinoamericanas de mediados del siglo XX, marcaron influencias en las economías, como en un típico discurso político.
 
2. Su inclinación al conservadurismo 
 
En términos generales, el ideario católico es conservador, desde casi cualquier ángulo que se le observe. En el ámbito sexual, por ejemplo, sabemos bien que la prohibición es el espíritu de sus “virtudes”. En el terreno intelectual existe una frontera que, por definición, vuelve imposible la libertad de pensamiento: el dogma. Socialmente su estructura jerárquica, piramidal, en donde se debe obediencia a alguien superior, también propicia la conservación del statu quo, antes que su revolución.
 
3. Y, por consecuencia, su desprecio por las oportunidades de cambiar
 
... Uno de los momentos más revolucionarios de su historia reciente estuvo en el surgimiento de la Teología de la Liberación, un movimiento de sacerdotes latinoamericanos caracterizado por una lectura “social” del Evangelio. A diferencia de las directrices nacidas en el Vaticano, los teólogos de la liberación interpretaron las enseñanzas de Jesucristo como preceptos que llamaban a luchar por una mejor vida en este mundo, en especial para los más desfavorecidos, los “condenados de la Tierra”, por usar la expresión de Frantz Fanon, en vez de conformarse con la promesa de retribución en el Reino de los Cielos. Previsiblemente, las autoridades máximas de la fe reaccionaron en contra de tal postura (en especial por su cercanía con la manera marxista de entender el mundo) e impusieron severas sanciones a sus principales representantes.
 
4. Por su contribución en la construcción de la neurosis, la histeria y otros trastornos mentales
 
Como mencionamos antes, la ideología católica se distingue por imponer sobre la sexualidad pesadas cadenas prohibitivas, lo cual, llevado al desarrollo psíquico del sujeto en un contexto social y familiar, deviene en la represión de ese elemento tan propio de nuestra naturaleza pero con el añadido de nociones como la culpa, el castigo, el cargo de conciencia y otras...
 
5. ¿Moral de esclavos? 
 
Famosamente Nietzsche acusó al cristianismo de propagar una “moral de esclavos”. Más allá de las tergiversaciones que se dio a este concepto, vale la pena rescatar esa tendencia hacia la medianía y la pasividad que se detecta en los valores que el cristianismo, de origen, ha tenido en alta estima: la humildad, el sometimiento, la pobreza, la debilidad...
 
[Imagen: jclk8888/Pixabay]
SIGUE Next Post
SIGUE Next Post
 

Suscripción vía FeedBurner