febrero 01, 2016

Apologética Bíblica: ¿Rapto o Arrebatamiento?


[Imagen: Didgeman / Pixabay]

Sí existe o no, es otro tema. Nuestro propósito en esta introducción es dar a conocer cuál es la perspectiva más correcta de tomar las cosas, ¿es Arrebatamiento o Rapto?. Durante mucho tiempo la disputa acerca de sí debemos decir la una o la otra no termina, de hecho queremos compartir nuestra humilde opinión para calmar el ímpetu y celo de algunos de nuestros comentaristas. 


Arrebatamiento o Rapto

Cuando revisamos cualquier Diccionario Bíblico del Griego-Español como TISHC (ver captura abajo). Encontramos que "Jarpázo" [ἁρπάζω - αρπαγησομεθα], en 1 Tesalonicenses 4:17 es la única referencia bíblica neotestamentaria -según la revisión de Reina Valera de 1960- en la que fue traducida como "Arrebatados". Y como explica Strong en su referencia G138, G726 y G4884, también es sinónimo de "Apoderarse, Escoger y Tomar Para Uno Mismo". No existe ninguna traducción de Jarpázo como "Rapto".

[Captura TISHC / e-Sword]

Como la lengua española es tan rica y detallada, hay una enorme diferencia entre Rapto y Arrebatamiento. Establezcamos las diferencias según el Diccionario de la Real Academia Española RAE:

- Arrebatar: Quitar con violencia y fuerza. (Véase más en RAE)

- Raptar: Secuestrar, retener a alguien en contra de su voluntad, por lo general con el fin de conseguir un rescate. (Véase más en RAE)

Muy probablemente ni usted ni yo seremos llevados contra nuestra voluntad por Dios en el día que nos llame, sino que más bien, lo deseamos es parte de nuestra esperanza. Es de hecho que muy probablemente, como no sabemos cuando ocurrirá, seamos tomados rápidamente y con el poder de su fuerza ese día.

De tal manera que podríamos concluir hasta este momento que los filólogos (lingüistas, traductores...) utilizaron adecuadamente el uso de la palabra "Arrebatados" y no "Raptados". Por medio de esta simple alineación del vocabulario entendemos que lo correcto es la primera y no la última.


Pero, ¿Son sinónimos?

Los sinónimos de arrebatar y raptar son los mismos: despojar, quitar, arrancar, tomar, desposeer, extraer, saquear, arramblar, apañar, expoliar, conquistar, apoderarse, llevarse, secuestrar, retener, detener, según Word Reference y otras fuentes.

Entonces, tenemos que Arrebatar y Rapto sí son sinónimos. Aunque no signifiquen lo mismo es casi lo mismo. Y ese casi hace mucha diferencia entre los celotes. Para ellos, Rapto es la palabra menos adecuada para referirse al contexto, es preferible Arrebatamiento. Inclusive en la traducción inglesa KJV no se utilizó "abdutcion o rapture" sino "Caught Up".  (Véase más referencias en Bible Hub) 


¿De dónde viene El Rapto? 

Su origen proviene de la Vulgata Latina, una versión antigua de manuscritos latinos (latín), en la que fue usada "rapiemur", de la raíz del verbo "rapio" que significa: ‘raptar’, ‘arrebatar’, ‘llevar’ ‘tomar por la fuerza’ o verbos similares".  (Véase Wikipedia)

1Ts 4:17  deinde nos qui vivimus qui relinquimur simul rapiemur cum illis in nubibus obviam Domino in aera et sic semper cum Domino erimus. (Vulgata Latina)


Conclusiones:

  1. La indignación de muchos al mencionar la una en lugar de la otra está basada en legalismos. Debido a que una aparece en la traducción de la RV1960, mientras que el "rapto" no.
  2. Deberíamos entender que no necesariamente la persona que confiesa "Rapto" en lugar de "Arrebatamiento", lo dice con malas intensiones o pensando que se trata de un evento diferente. No debería de generar oposición o división entre los creyentes, aunque lastimosamente ocurre. Especialmente cuando dicen "el rapto no existe, el arrebatamiento sí".
  3. Por favor, recordemos que tanto Rapto y Arrebatamiento son sinónimos la una de la otra. No sea ignorante. (Oseas 4:6)
  4. ¿Puede utilizarse cualquiera de ambas? Sí. Ya que por regla general, las personas entienden que es lo mismo. Aunque usted puede limitarse a utilizar arrebatamiento, por mero legalismo bíblico, como ya hemos explicado antes. Cuando realmente miramos el significado de ambas palabras vemos que en esencia es lo mismo. Probablemente sí los traductores en un inicio hubiesen utilizado otro sinónimo como "extraídos, quitados o llevados" no habrían esos problemas, pero ¿sabe qué? Ni aun ellas en su concepto son adecuadas para el contexto bíblico. Por lo tanto, siempre tendríamos el mismo problema de hace siglos que continúa en nuestros días.
SIGUE Next Post
SIGUE Next Post
 

Suscripción vía FeedBurner