4 mar. 2016

Los Profetas de la Biblia y los Profetas Modernos



Un punto ignorado acerca de los profetas bíblicos es a quienes profetizaban. Los profetas de la Biblia eran locales no internacionales. Sus palabras proféticas orientaban regiones de Israel:

  • Amós y Oseas ministraba a Israel.
  • Joel, Isaías, Miqueas, Sofonías, Jeremías, Habacuc, Hageo, Zacarías y Malaquías ministraron a Judá.
  • Abdías ministró a Edom.
  • Jonás y Nahún ministraron a Nínive, y
  • Ezequiel y Daniel ministraron a Babilonia.

Como podrá ver los profetas bíblicos eran locales, no profetas internacionales como algunos pretenden ser hoy. Sin embargo, existe una enorme diferencia entre los Profetas de la Biblia y los Profetas Modernos. Los profetas bíblicos emitieron Profecías Mesiánicas de índole atemporal y de orden mundial. En otras palabras esas profecías tenían un cumplimiento fuera de su tiempo y con un orden que enmarca los eventos futuros del mundo. Por ejemplo, Isaías es llamado el Profeta Mesiánico debido a que muchas de sus profecías están relacionadas con la aparición del Mesías de Israel.

Sin embargo, esos profetas de Israel también fueron organizados para ministrar dependiendo de la ocasión. Por ejemplo, por su cautiverio, antes, durante y después del exilio:
  • Abdías, Joel, Miqueas, Nahún, Habacuc, Jeremías, Sofonías, Isaías, Oseas, Amós y Jonás, ministraron antes del exilio.
  • Daniel y Ezequiel estuvieron en el exilio.
  • Hageo, Zacarías y Malaquías fueron ministros del post exilio.

Los teólogos reconocen que las profecías de los profetas bíblicos tienen un orden mundial denominado Logos [λóγος], que significa "la Palabra inteligente, la revelación, el sentido de todo el argumento". Por lo que todas (las profecías modernas) están sujetas a ella. Mire lo que está escrito en 1 Corintios 14:32 "Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas". (RV1960)


Profetas Modernos

De manera que no existen hoy en día profetas mundiales ni internacionales, solo locales. Como los que estaban en la Biblia pero cuya palabra profética esta limitada en espacio y tiempo. La palabra profética de nuestros días es conocida como "Profecía Personal" y/o "Rema". El rema es el "foco para entender el Logos" pero existe para entender y comprender la Palabra de Dios en nuestros días. (Amós 3:7)

El profeta moderno profetiza de dos y tres formas. Al anunciar las profecías de los profetas bíblicos, y gracias a la llenura del Espíritu Santo recibe el don de profecía y/o es activado por el Espíritu en el  ministerial de profeta de oficio, no de título.

Cualquier palabra profética rema debe estar sumergida dentro del marco teórico de la profecía bíblica. Sí sale de ella, es anatema.
 
Por tanto, los profetas modernos son profetas locales que ministran en su congregación, ciudad o país. Ningún profeta ha sido llamado a ministrar fuera de su tienda. Es posible que Dios utilice a sus siervos en casos excepcionales para exhortar a otros profetas de otra localidad o entregar una palabra profética a una congregación o individuo, todas son válidas. Por ejemplo, existen profetas de México, profetas de EE.UU., profetas de China, profetas de Brasil, profetas de Honduras y profetas de India... pero no profetas internacionales como algunos vulgarmente se llaman. Algunos llaman a Cindy Jacobs y Hank Kuneman, entre otros, como profetas internacionales, pero eso no es nada cierto. Ellos son profetas locales de EE.UU. Ellos son responsables de velar por su congregación local.
 
Por supuesto que los profetas existen hoy. La Biblia es clara en ello. Nunca han desaparecido. El hecho que exista mucho charlatán y que usted no lo entienda no quiere decir que no existan.
 
1 Corintios 12:28 (RV1960) Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas.
 
La iglesia de nuestros días ha sido golpeada tremendamente al ignorar y despreciar a los hermanos con el don profético que ha sido debidamente aprobado. Casi un 80% de los pastores ortodoxos con los que he podido hablar del tema, abiertamente no afirman ni rechazan que existan profetas modernos, puesto que ellos han sido sorprendidos alguna vez con una palabra dada por "X" hermano/hermana que se cumplió.

No debemos satanizar lo que no entendemos. Conozco maestros que en lo que va de su vida han atacado el legítimo movimiento del Espíritu Santo de sus apóstoles y profetas [no me refiero al vulgar movimiento Neo Pentecostal que se ha autorenombrado de la misma manera - aunque debo hacer salvedad que dentro de ellos existen verdaderos cristianos y legítimos profetas...], el hablar en lenguas del bautismo del Espíritu Santo, perdiéndose este deleite. Demonizando lo que no entienden, sólo porque no. Y justificando con teologías para desacreditarlo usando la Biblia. Abra su corazón y mente, hable con el Espíritu Santo y pídale que le muestre estas áreas.

1 Juan 4:1 (RV1960) Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.

[Imagen: Barakbro/Pixabay]
 

Suscripción vía FeedBurner