abril 17, 2016

Langostas del Desierto de Yemen: La inmensa plaga que amenaza con hambruna al mundo (Vídeo)


[Gianpiero Diana/FAO/ONU]

Desde finales de 2015, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO ha señalado la prevención de los gobiernos del mundo, principalmente a través de la alerta y reacción temprana ante la presencia de una plaga devoradora que se propaga rápidamente, debido al cambio climático y el impacto de El Niño en África y los ciclones tropicales Chapala y Megh en la Península Arábiga y el Cuerno de África, esas torrenciales lluvias provocaron una temperatura perfecta para que se diera un incremento descomunal en las crías de langostas del desierto de Yemen.

La última gran plaga de langosta  declarada en el mundo duró dos años, de 2003 a 2005, y se propagó de unos cuantos millares a millones de hectáreas, infestando 20 países de África septentrional y obligando a emplear 13 millones de litros de plaguicida. Para controlarla hicieron falta más de 500 000 millones de USD, y las pérdidas de cosechas superaron los 2 500 millones de USD. La plaga acabó cediendo a la labor de lucha y a las condiciones climatológicas desfavorables, pero, a su paso, millones de personas habían perdido alimentos y medios de  vida, a lo cual se sumaba el impacto ambiental que tuvieron los plaguicidas empleados en toda la región, explicó FAO.

Éxodo 10:12 Entonces el Señor le dijo a Moisés: Extiende los brazos sobre todo Egipto, para que vengan langostas y cubran todo el país, y se coman todo lo que crece en los campos y todo lo que dejó el granizo. NVI

La langosta del desierto de Yemen adulta mide el tamaño de la palma de mano de hombre,  y consume hasta su propio peso en alimento fresco por día, unos dos gramos. Tras haber levantado vuelo su enjambre de decenas de millones de langostas puede desplazarse hasta 150 kilómetros al día empujadas por el viento. Las hembras llegan a poner 300 huevos a lo largo de su vida, de manera que un pequeño enjambre podría llegar a comer la misma cantidad de alimentos diarios de unas 35,000 personas.

La plaga ya ha sido vista en  Mauritania, Sáhara Occidental, el sur de Marruecos, sur de Argelia, suroeste de Libia, la costa noroeste y la meseta somalí, zonas costeras de Sudán, el norte de Eritrea, sureste de Egipto, Arabia Saudita.

Según el último informe de la FAO, del 12 de abril de 2016, las infestaciones de langosta del desierto recientemente descubiertas están en Omán, Irán y Emiratos Árabes Unidos.

Oficialmente no se han registrado en Europa y América, sin embargo, varias personas han subido en las redes sociales fotografías de espécimenes con características muy similares a la langosta del Yemen, afirmando su preocupación por el caso en España, Argentina, Honduras y México.

SIGUE Next Post
SIGUE Next Post
 

Suscripción vía FeedBurner