14 abr. 2016

Rabinos: La Séptima Plaga del Éxodo revive en manantial de agua y fuego en el desierto (Vídeo)


[Pixabay]

AFGANISTÁN/IRÁN - La web israelí rabínica mística SOD1820 informó que otra escena de las plagas bíblicas del Éxodo, la séptima plaga ha cobrado vida milagrosamente en el desierto, consignó Breaking Israel News BIN.
El vídeo publicado por Sod1820, muestra a un grupo de personas impactadas, reuniéndose al rededor de un manantial que fluye en el desierto, en la frontera entre Irán y Afganistán. La razón de su choque es inmediatamente evidente: grandes llamas disparadas sobre el agua desde el agujero en la arena desértica de la cual fluye agua.
Los rabinos místicos (esotéricos o cabalísticos) resaltan que se trata de otra visión bíblica moderna, que asombró al mundo, como ocurrió con la foto de satélite que mostró el río Nilo de color rojo brillante como la primera plaga que Dios envió a Egipto.

El último evento inexplicable es sorprendentemente similar a la del relato bíblico de la séptima plaga (Éxodo 9: 18-35), que describe un fenómeno perfectamente natural, granizo, que adquiere una dimensión milagrosa al aparecer junto con su opuesto diametral - fuego.

Pese a que existen diferencias contundentes entre granizo y fuego, los comentarista cabalísticos resaltan que no se trata del estado del agua sino de la misma como tal, el agua y el fuego participan una vez más. Como ya hemos dicho, existe una explicación lógica y científica para el extraño fenómeno de agua y fuego juntos. Es claro que este manantial de agua en particular en Afganistán no puede ser un milagro, pero es claramente un recordatorio de las lecciones que enseña la Biblia a través de la descripción de las plagas en Egipto.

La Biblia explican prologa la plaga del granizo en Éxodo 09:14: "Porque yo enviaré esta vez todas mis plagas sobre tu persona, y sobre tus siervos, y sobre tu pueblo; para que sepas que no hay otro como yo en toda la tierra.

"El lenguaje implica que es igual a todas las otras plagas combinadas", describe el comentario de la Biblia Israel:

“El granizo contiene el fuego y el hielo, sin embargo, el fuego no derrite el hielo y el agua del hielo no extingue el fuego. Ellos son capaces de existir en armonía con el propósito de cumplir la voluntad de Dios. Del mismo modo, el comentarista medieval Rashi, en los comentarios (Gen. 1: 8) explicó que la palabra hebrea para el cielo, "shamaim", viene de "Aish" las palabras hebreas (fuego) y "máyim" (agua), ya que los dos se reunieron en armonía para compensar los cielos. Esto sirve como una poderosa lección de la paz y se hace referencia en el servicio de oración judía diaria. La siguiente súplica aparece varias veces en la liturgia: "El que hace la paz en Sus alturas (entre el fuego y el agua), puede Él hacer la paz, sobre nosotros y sobre todo Israel”.

He aquí el vídeo:

 

Suscripción vía FeedBurner