19 may. 2016

Sincretismo Al Día: Hace dos años iniciaron reuniones de meditación Budista en Iglesia de Inglaterra


Pixabay

Christian Concern informó que la Iglesia de Inglaterra ha sido objeto de críticas, después de que se ha comprobado que un clérigo mayor en la Catedral de York ha introducido la meditación budista Zen en sus servicios ofrecidos.

La Catedral de York [York Minster], es una de las catedrales más conocidas del Reino Unido debido a su estilo gótico, la segunda más grande del norte de Europa y de segunda importancia para la Iglesia de Inglaterra, señala Wikipedia.
 
Sus reuniones quincenales para la meditación Zen se introdujeron en voz baja hace dos años, siguiendo la sugerencia del Rev. Canon Dr. Christopher Collingwood, que dice ser un entusiasta de largo plazo de la práctica budista y ha descrito a sí mismo como "religiosamente bilingüe".

El presidente ejecutivo de preocupación y miembro del Sínodo General, Andrea Williams, ha hablado en contra de la práctica, afirmando que es "engañosa" por mezclar las enseñanzas de dos sistemas de creencias muy diferentes.

Este tipo de mezclas religiosas sin armonía alguna, totalmente opuestas, se conoce como "Sincretismo". No debe confundirse con el Ecumenismo, la unión de religiones similares o que guardan varios objetos en común.


La Reunión Budista de la Iglesia de York

La reunión 'Sangha' se lleva a cabo cada dos viernes en el antiguo palacio de la catedral, dirigido por el Rev. Collingwood y el apoyo de un sacerdote católico y maestro Zen, P. Patrick Kundo Eastman Roshi.

Ellos son apoyados por el decano, el Muy Rev. Vivienne Faull, y ahora se enumeran en las actividades principales "espirituales" de la catedral, junto a la escuela dominical.

Al comentar sobre su apoyo para el ritual budista, Rev. Collingwood, dijo:

"Estoy seguro de que hay personas que piensan que soy un hereje por fuera y hacia dentro, pero me parece que quizá el Zen plantea menos problemas [que otras costumbres no cristianas], porque no pretende ser un sistema de doctrina o creencia".

Collingwood afirmó que la práctica del Zen se remonta al Concilio Vaticano II, cuando se alentó a los católicos para incluir las tradiciones orientales en sus propias meditaciones. De modo que "ha estado sucediendo en la iglesia católica durante 50 años y más" aseveró. Continuó: "Cuando la gente está meditando en el Zen que son cristianos creo que el enfoque en la respiración coincide con la idea de que el Espíritu Santo {...} hablo de ser religiosamente bilingüe [...] Yo diría que el foco. en el aliento asiste al Espíritu Santo".

También defendió su pretensión de ser "religiosamente bilingüe", diciendo que toda persona tiene "múltiples identidades", comparando la mezcla de cristianismo y el budismo como la fluidez entre dos idiomas o ser un padre, un marido y un cura.

Pero Andrea Williams refutó esta afirmación, indicando que como creyentes, nuestra identidad es, ante todo, en Jesucristo.

"La idea de que podemos escoger y elegir las prácticas de otras religiones se encuentra en ninguna parte de la Biblia. No podemos entrar en la presencia de Dios sin un mediador, Jesucristo. Sugerir lo contrario es peligrosamente falso y viola el mandato de Dios al amor y a él sólo servirás".

Andrea continuó, refutando la afirmación de Collingwood que el Zen no tiene un sistema de la doctrina de la fe, y que de ninguna manera puede ser mezclado con la enseñanza cristiana.

"Budismo contrasta fuertemente con la enseñanza cristiana sobre Dios. Los dos son incompatibles. Tratar de mezclarlos es engañoso y deshonra a Jesucristo", afirmó.
 

Suscripción vía FeedBurner