9 may. 2016

Importante político de Gran Bretaña: La formación del Nuevo Estado de Israel es una gran catástrofe


[Muestra Shutterstock ID 394107667 / Google Imágenes]

LONDRES - Kenneth Robert Livingstone fue el alcalde de Londres entre 2000 y 2008 y se trata hasta la fecha de uno de los políticos más populares de Gran Bretaña. Es conocido por "Red Ken" (Ken el Rojo), el rebelde e incorregible del Partido Laborista, por representar el ala de extrema izquierdista de la colectividad, informa Wikipedia. 
A escasos días del 68 aniversario de la independencia del  Nuevo Estado de Israel (Yom Haatzmaut), el 14 de mayo 2016, mientras que la popular marca de Rebook lanzó un nuevo modelo de tenis para conmemorar la ocasión, "Israel 68". El centro de noticias desde Israel en español, Aurora Israel Digital, indicó que Livingstone dijo: "El Nuevo Estado de Israel es una gran catástrofe",, señalando que todos los judíos deberían haber sido reubicados entre Gran Bretaña y Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial.
Es más, el ex alcalde de Londres fue suspendido por su partido luego de haber invocado a Hitler en defensa a una colega por sus comentarios antisemitas, y afirmó que su agrupación política es víctima de ataques del "lobby israelí". Inclusive ha dicho que Hitler cuando ganó las elecciones de 1932 no tenía la intención de asesinar a los judíos, simplemente quería deportar a todos los sionistas a Israel, pero que al final se volvió loco.

En una entrevista exclusiva transmitida en árabe por el canal de televisión Al Ghad Al Arabi, y Middle East Research Institute (MEMRI), aseveró que la creación de Israel estuvo "fundamentalmente mal", "La creación del Estado de Israel ha sido una gran catástrofe", repitió.

Livingstone adjudico que luego de 70 años las cosas siguen muy mal en la zona, un lugar de potenciales guerras y hasta nuclear. Dando a entender que sí desde el principio se hubiesen absorbido a los refugiados judíos de la Segunda Guerra Mundial en Gran Bretaña y Norteamérica, las cosas serían muy diferentes.

También atribuyó que la masiva expulsión de los judíos del mundo árabe contribuyó a la fundación de Israel. Mostrando como un hecho que antes de la creación del Nuevo Estado judío, habían grandes comunidades judías que nunca habían sufrido amenazas o ataques, que vivían en paz con sus vecinos árabes. Pero que todo fue destruido con el establecimiento del Estado de Israel, y todas las comunidades israelíes en el mundo árabe fueron deportadas a Israel".

De hecho, culpó el conflicto de Israel y Palestina ser el causante del terrorismo global, como los recientes ataques del Estado Islámico en París y Bruselas.
[Kenneth Livingstone / Wikimedia Commons]
 

Suscripción vía FeedBurner