24 may. 2016

Obama nombra activista "transgénero" como Asesor Presidencial en el Consejo de Fe



Captura Youtube
 
WASHINGTON, D.C. - A Obama no le ha bastado con anunciar su muy polémico mandato de baño "trans" en las escuelas públicas, luego amenazar con retirar los fondos también para los hospitales públicos que no realicen abortos y cambios de sexo, y hasta reconocer oficialmente un bar gay como el primer monumento homosexual del país. Sino que ahora sale a luz que el presidente Obama nombró al primer activista "trans" LGBT al Consejo Asesor del Presidente sobre Asociaciones Religiosas y Vecinales Basadas en la Fe a principios de mes.
 
El último miembro del Consejo Asesor del Presidente es de 82 años de edad, Barbara Satin, que nació como "David" y ha estado involucrado en el activismo LGBT desde los 90s. Tomó el nombre de Barbara Satin cuando tenía unos 60 años, cuando comenzó a explorar su nueva identidad como una "mujer”, informó Life Site News.
 
El Consejo Asesor del Presidente sobre Asociaciones Religiosas y Vecinales basadas en la Fe, reúne a líderes y expertos en campos relacionados con el trabajo de las organizaciones basadas en la fe y de vecindad con el fin de hacer recomendaciones a la Administración sobre cómo mejorar las asociaciones y la forma de servir a las personas que lo necesitan, dice el sitio web de la Casa Blanca. El Consejo recomienda políticas y prácticas para el Presidente.
 
De acuerdo con el perfil de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y trans religiosa Archivos de Red de él, de Satin fue criado como católico e incluso asistió al seminario durante dos años cuando era adolescente.
 
Antes de convertirse en "Barbara", Satin estaba casado y tres hijos y era un oficial de la Fuerza Aérea de EE.UU.. Él "tuvo una exitosa carrera empresarial como director de relaciones públicas de una importante empresa internacional y también era un líder prominente en la Diócesis Católica Romana, así como un activista cívico muy respetado", informó la Red de Archivos religiosos.
 
Satin dice que antes de vivir como mujer, fue presidente del Consejo del Arzobispo de la Arquidiócesis de Minneapolis-St. Pablo.
 
Desde que se convirtió "Barbara", Satin se unió a la Iglesia Unida de Cristo y "formó parte del Consejo Ejecutivo de la denominación como su primer miembro abiertamente transexual" y participó en el lobby de la iglesia al aceptar la transexualidad en 2003.
 
El activismo LGBT de Satin es impesionante y se ha centrado en gran medida en la religión y el envejecimiento. En 2008, la Conferencia Nacional sobre Igualdad LGBT lo distinguió con un premio por su trabajo con personas mayores.
 

Suscripción vía FeedBurner