15 jun. 2016

Cristianos de todas partes del mundo buscan rabinos para ser bendecidos en hebreo


Profecía Al Día / 777Jew / Pixabay
 
En América Latina existe una enorme tendencia al filojudaísmo y el criptojudaísmo entre pequeñas comunidades cristianas especialmente desarrolladas durante la última década. El acercamiento a Israel ha permitido que muchos charlatanes se levanten y aprovechen la coyuntura. Una ola de falsos judíos y falsos rabinos merodean grupos cristianos, iglesias y ministerios amorosos por la causa israelí para confundirlos y apropiarse de sus bienes. Trayendo una mezcla profana y errado mensaje cargado de explicaciones místicas acompañado de un proselitismo judaizante combativo para que los no judíos hagan su conversión. Afectando la identidad de muchos que luego perjuran por el Cielo mismo ser legítimos judíos de alguna tribu perdida.
 
Estos individuos se juntan con otros que han sido engañados por los falsos maestros judaizantes, operando bajo un extraño culto sincretista de tradiciones rabínicas, espiritistas, evangélicas y católicas. No obstante, no cuentan con la aprobación de la legítima comunidad judía local y menos de los pastores de la zona. El flagelo se expande día a día como una epidemia mediata e inmediatamente mortal, causando la muerte espiritual, la división de familias, caos dentro de la iglesia, desorden, confusión y apostasía.
 
Y aunque la mayoría de personas cristianas se acercan con sanas intensiones a aprender de las tradiciones judaicas para mejorar su entendimiento del contexto bíblico de la época. Los lobos-impostores están alertas para engañar a los ingenuos. Como el reciente caso expuesto de un falso rabino, que resultó ser un polaco no judío, católico, ecuménico y que ni sabía hablar hebreo, sin embargo, engaño a otros rabinos y participó activamente como rabino en la sinagoga de la comunidad.
 
Por otro lado, Breaking Israel News (BIN) reporta resultados positivos en Ucrania. El rabino Noaj Kofmansky estaba un poco desconcertado, luego que los cristianos comenzaron repentinamente a aparecer en su sinagoga pidiendo oraciones hebras de bendición. Pero con el paso de los años, esta nueva forma ha traído consigo relaciones más positivas entre los Judios y los cristianos en la pequeña comunidad de Chernivtsi.
 
Los no-Judíos se toman el tiempo para visitar la sinagoga del rabino Kofmansky y lo hacen porque creen firmemente en el poder de la oración judía para traer milagros y aliviar su sufrimiento. Dicen que Dios lleva a cabo las oraciones de los Judios más cerca de su corazón.
 
Irina Tarasenko (51), es una de esas cristianas que siente obtener mejores beneficios espirituales con las oraciones judías. Ella es un administrador del hotel, no judía, se acercó por primera vez al rabino cuando su madre tenía una operación de riñón. Por la gracia de Dios, la oración del rabino operó un milagro y ahora su madre sigue muy bien, afirmó al Times de Israel. Ella se reunió de nuevo con el rabino Kofmansky cuando su hija tenía los exámenes de admisión en una academia de policía; Dios aceptó de nuevo la oración del rabino en su nombre. Desde entonces, se ha convertido en uno de los mayores fans del Rabí Kofmansky, incluso incita a sus clientes del hotel tratar de reunirse primeramente con el rabino en la mañana.
 
"A tal efecto, al menos 50 cristianos visitan al rabino Kofmansky todos los días, de acuerdo con Jabad Rabí Menajem Glisnshtain, un compañero del rabino que llegó a Chernivtsi hace cinco años, que ha presenciado las obras con el consejero espiritual en el pequeño pueblo de Ucrania.
 
"La gente viene de todo su territorio, procedentes de España, Portugal, Italia, Moldavia, Rumania", dijo Kofmansky.
 
Inclusive el rabino tuvo la necesidad de crear un sistema de intercesión mucho más eficiente, dado que el número de visitantes creció tan rápidamente, simplemente no hay suficiente tiempo en el día para el rabino Kofmansky para cumplir con intercesiones para todos los que se acercan a él. Ya no es posible que el rabino pase al menos nueve a diez horas al día sentado en intercesión por los suplicantes. Pero como mucho de ellos se presentan con donativos, éstas han contribuido con la mejoría económica y física de la sinagoga. 
 
El concepto de acercarse a un rabino y pedirle suplicar a Dios en su nombre o para ofrecer bendiciones es muy común en el judaísmo. En Israel es el único que hay varios guedolim bien conocidos (eruditos respetados de su generación), cuyas viviendas están constantemente llena de visitantes que buscan orientación para hacer frente a los problemas de su vida. Aquellos que visitan los guedolim a menudo traen una pequeña donación como una representación de dar de sí mismos a cambio de bendiciones divinas.
 

Suscripción vía FeedBurner