27 jul. 2016

Según la historia de EEUU el Hebreo pudo haber sido el idioma oficial de la nación



ISRAEL - La historia podría haber resultado ligeramente diferente, y los estadounidenses de hoy podrían haber estado hablando hebreo en lugar de Inglés, reveló Breaking Israel News (BIN) este dato supercurioso. Esto no es tan descabellado como parece, afirma BIN, ya que los primeros colonizadores de América (además de los indios) estaban profundamente conectados con la Biblia.

En 1620, se propuso el hebreo como primer idioma nacional de Estados Unidos. En ese momento, William Bradford, el líder de los peregrinos que partieron hacia el Nuevo Mundo. Se embarcaron en el Mayflower tratando de encontrar la libertad de la persecución religiosa. Viendo su viaje como una recreación del éxodo judío de Egipto antiguo.

Bradford buscó unificar el grupo antes de desembarcar. Lo registraron como un fanático de la lengua hebrea ya que creía que después de su muerte iba a hablar "la lengua más antigua", el hebreo, con Dios y los ángeles.

Se hace notar que se sometió a votación en el Mayflower en cuanto a que el lenguaje de los nuevos colonos debían hablar en el Nuevo Mundo. El Hebreo aparentemente perdió por un solo voto.

En 1780, el hebreo fue propuesto una vez más como el idioma oficial estadounidense debido a que los pioneros tenían una aversión extrema de lo británico, incluyendo el idioma Inglés. El Marqués de Chastellux, un compañero de George Washington, registró que los estadounidenses "han propuesto seriamente la introducción de un nuevo idioma; y algunos, por la conveniencia pública, tendrían el hebreo para sustituir al Inglés, enseñarlo en las escuelas, y sea utilizado en todos los actos públicos”.

El Marqués de Chastellux escribe que en el momento de la revolución americana, "ciertos miembros del Congreso propusieron que el uso de Inglés debía prohibirse formalmente en los Estados Unidos, y que fuese sustituido por el hebreo”.

Roni Segal, asesor académico de eTeacher, una academia de idiomas en línea, dijo a BIN que el hebreo se enseña en muchas de las principales universidades de Estados Unidos desde finales del siglo 17 y principios de los 18. Columbia, Brown, Harvard, Johns Hopkins, Princeton, la Universidad de Pennsylvania, William y Mary, y Yale aun dio a los estudiantes la opción de entregar los discursos de graduación en hebreo, latín o el griego.

Como muchos de los padres fundadores asistieron a estas universidades, incluyendo Thomas Jefferson, James Madison y Alexander Hamilton, parece claro que estaban bien familiarizados tanto con la Biblia, así como el idioma hebreo. Además, algunas palabras o frases hebreas fueron incluidas en emblemas o sellos oficiales universitarias.

Por ejemplo, el sello de Yale muestra un libro abierto con las palabras hebreas "Urim V'Timum", (una parte del pectoral del Sumo Sacerdote en los días del santo templo de Jerusalén). Las universidades de Columbia y Dartmouth ambas tienen escrito el nombre de Dios en hebreo en sus sellos.

Tan fuerte es la conexión de Estados Unidos con el hebreo, que es una práctica común dar a los bebés nombres hebreos bíblicos como Sarah, Aaron, Miriam, David, Adán, y Eva. No hay menos de quince lugares en los EE.UU. llamados Sion, junto con veintiséis Salems, que es un derivado de la "Jerusalén": Génesis 14 menciona que Jerusalén se llamaba Salem y que esta era la ciudad de Melquisedec. Otras ciudades de Estados Unidos tienen nombres hebreos como Eden, Rehoboth, Sharon, Bethel, Canaan, Hebrón, Mamre y Mt. Moria.

“Hoy en día, Israel está siendo reconocida como "la nación de inicio', junto con las maravillas de la tecnología, hay un creciente interés en el estudio tradicional de la Biblia y aprender hebreo", comparte Segal a BIN. "El hebreo nunca ha sido más fácil de aprender con los cursos impartidos en línea o más relevante. Nunca es demasiado tarde para volver a conectarse con el lenguaje de Dios, incluso 300 años después de la primera propuesta de los fundadores de América”.
 

Suscripción vía FeedBurner