julio 12, 2016

Las Iglesias Cristianas en EEUU se convirtieron en "PokeStops" de Pokemon Go


Captura: Profecía Al Día / pokemongo.com

EE.UU. - Accidentes y asaltos están a la orden del día por toda Norte América, gracias a las irresponsables practicas de unirse sin medir las consecuencias que lleva consigo utilizar la nueva app viral de Nintendo. Y ni los cristianos se han salvado de la fiebre de emoción del momento, de unirse a la aventura de realidad aumentada gratuita para descubrir y capturar los "monstruos de bolsillo" por medio de la app más descargada del momento, Pokemon Go.

Ni las iglesias católicas y protestantes se han salvado de convertirse en "PokeStops", es decir sitios de encuentro de Pokemon. Y por ello muchos, -aunque no son tantas iglesias- están aprovechando la coyuntura para evangelizar a la "generación del milenio" [Millennials] y así pegarlos por medio de sus teléfonos a la Iglesia mediante la excusa de la búsqueda de Pokemons

Religion News Services informa que Nintendo produjo e introdujo los Pokemon en todas partes para atraer adultos jóvenes como en apartamentos, museos, parques , gimnasios, bibliotecas, galerías de arte, estaciones de metro, zoológicos, iglesias y más.

Vea el siguiente vídeo para que comprenda de qué se trata la aventura de Pokemon Go:


La aplicación opera utilizando el GPS del teléfono de los jugadores para localizar dónde están, y a continuación, un Pokemon aparece en la pantalla del teléfono en lugares de la vida real donde los jugadores deben movilizarse para capturarlos, son 151 criaturas virtuales.

Es un hecho, la app de Nintendo Pokemon Go es una sensación viral entre los adolescentes y adultos jóvenes, superando en poco tiempo a muchas otras de Google Play e incluso a batir a Twitter en usuarios diarios.

La más indignada de todas es la polémica Iglesia Bautista de Westboro (Anti-Gay, Anti-Islámica...), a quienes les han aparecido "Jigglypuff" y "Pikachu" para "hacer frente a la sodomita Love is Love Clefairy" y parece que sólo han atraído a más jóvenes pro-LGBT al juego. Causando asistencias a la iglesia -o al menos merodeando por los estacionamientos de la iglesia- no es la única consecuencia no deseada del juego.
SIGUE Next Post
SIGUE Next Post
 

Suscripción vía FeedBurner