1 jul. 2016

ONU: Llevar a su hijo a la Iglesia será una violación de los derechos de la niñez y la humanidad


Pixabay

La practica de ciertos padres y la mayoría de cristianos de llevar a sus niños a la iglesia o integrarlos a su culto, a sido causa seria de malestar para la comunidad atea por años. Los "sin dios" reclaman la explotación, manipulación mental y la violación de sus derechos para discernir y elegir con sus propios recursos qué o qué no creer. Impedida gracias a la practica ancestral y arcaica y criminal de conducirlos a la Iglesia, en un camino de irracionalidad acerca de la existencia del ser vrs. un Ser Supremo Divino Creacionista. Con resultados que marcan por lo general de por vida a los niños.

Aunque las primeras reacciones se originaron a partir de los casos extremos religiosos de algunos padres sectarios que torcieron la fe induciendo a sus hijos a practicas deshonrosas y criminales para la sociedad, en especial en religiones más bélicas como el Islam y otras sectas cristianas. El resultado y el mal testimonio están por generaciones y la campaña atea avanza en pro de separar a los niños de Cristo Jesús. Objetando que la practica arcaica de la fe enferma las sociedades puesto que un gran porcentaje de los niños son conducidos desde temprana edad a los cultos religiosos en busca de Dios sin darles el chance de elegir como individuos que son.

Mundo Cristiano CBN informó que para un Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño hacer que su hijo asista a la iglesia sería una violación de los derechos humanos.

El nuevo informe de la Organización de las Naciones Unidas velaría en muestra a la preocupación presentada por los niños y contra quienes estarían legalmente obligándolos a asistir a los servicios religiosos.

Y de hecho, la ONU ya a recomendado que Gran Bretaña derogue las disposiciones legales de la asistencia obligatoria a la adoración colectiva. El comité quiere que los niños sean capaces de actuar con independencia de lo creen sus padres en ese contexto.

"La ONU debería pasar más tiempo haciendo su trabajo principal de impedir la guerra y el genocidio en vez de andar metiendo las narices en los salones de clase de otros países", agregó David Burrowes, un miembro conservador del Parlamento británico.

El informe [CRC/C/GBR/CO/5] concluye que Gran Bretaña podría estar violando los estatutos de la ONU sobre los Derechos del Niño, para lo cual existen 150 recomendaciones que incluye la libertad de los padres a castigar razonablemente a sus hijos.

Simon Calvert dijo a Christians Org que de acuerdo con el artículo 43 de la Convención sobre los Derechos del Niño, el comité debe consistir en "dieciocho expertos de gran integridad moral y reconocida competencia" en el campo de los derechos humanos. En la actualidad incluye representantes de Bahrein, Egipto y Rusia. (Ver vídeo - Sólo en Inglés)
 

Suscripción vía FeedBurner