julio 20, 2016

Por creer "palabra profética" se salvaron 18 ex-musulmanes que se bautizaron en el nombre de Jesús


Pixabay
 
ARABIA SAUDITA - Imposible de creer pero Dios se ha glorificado de manera poderosa en Medio Oriente entre las aguas cálidas y cristalinas del mar de Arabia, en 18 ex-musulmanes que fueron bautizados recientemente en un servicio de la madrugada llevada a cabo por Bible For Mideast.
 
Los nuevos creyentes se habían acercado personalmente a los líderes del ministerio y pidieron ser bautizados. "Querían ser purificados del alcohol en el agua para estar listos al encontrarse con Jesucristo, el esposo, que está por venir en las nubes antes de tomar a su novia", dijo el pastor Paul. "El regreso de Nuestro Señor es inminente, todos ellos lo creen".
 
Mientras los nuevos creyentes en el agua estaban a la espera para el bautismo. Se tenía esperado que después del servicio el grupo estarían adorando juntos para luego celebrar la Cena del Señor. Pero, "durante el servicio de adoración dos mujeres y un hombre de entre los creyentes que estaban profetizando en el Espíritu, advirtieron desalojar el refugio pronto y moverse a otro lugar", indicó el pastor Paul.
 
Sin saber a dónde ir y esperando ser guiados por el Espíritu Santo, obedecieron la palabra de ciencia y profecía del Señor, salieron de la casa donde se quedaron hasta el 17 de julio y llegaron a una nueva ubicación a una distancia significativa desde allí.
 
En su despedida, el pastor Paul instruyó a los nuevos creyentes y los ministros voluntarios para llevar a cabo los servicios regulares y lanzar nuevos ministerios en su nueva ubicación. "Prometimos que por la gracia de Dios nos gustaría ir allí para hacer un seguimiento de los ministerios a menudo y cada vez que necesitan nuestra ayuda". Poco después el pastor Paul se dio cuenta de lo que Dios les había protegido mientras estaban en movimiento.
 
Al día siguiente, el pastor Paul "escuchó la terrible noticia de que algunos fanáticos en virtud de un líder religioso llegaron a esa casa con bombas y armas de fuego por la noche (antes del amanecer del 18 de julio), rompieron la puerta a tiro de arma y entraron en el interior con el objetivo de matar a todos en la casa".
 
Pero alabado sea Dios, no encontraron a nadie en el interior. Los nuevos creyentes habían dejado hacia menos de 24 horas antes aquel lugar de la visita malévola. Frustrando a los militantes islámicos que procedieron a destruir la casa "con gran ira y violencia".
 
"Alabamos y damos gracias a nuestro Señor Jesucristo, que él tiene cuidado de sus siervos como una gallina da protección de los pollos debajo de sus alas. Alabamos y damos gracias al Señor por sus dones inefables y protección poderosa.
SIGUE Next Post
SIGUE Next Post
 

Suscripción vía FeedBurner