agosto 21, 2016

1,400 Iglesias de Asambleas de Dios confiscadas y demolidas en Cuba, según informe


Pixabay
 
Christian Solidarity Worldwide (CSW) es una organización con sede en Reino Unido, y según reciente informe revela que más de 1,600 violaciones de libertad religiosa en Cuba en los primeros seis meses de este año, destacando la represión del gobierno comunista de las iglesias, sobre todo al comienzo de un proceso que implica la confiscación de 1,400 Asambleas de Dios, señaló Christian Post.
 
Las violaciones incluyen la demolición y confiscación de los edificios de la iglesia, la destrucción de la propiedad de la iglesia, las detenciones arbitrarias y otras formas de acoso, en particular la confiscación y embargo de las pertenencias personales de los líderes religiosos, de acuerdo con el reporte, lo que añade, "Más de 1,000 iglesias protestantes están todavía bajo la amenaza de confiscación y no han tenido su estado  "ilegal" volcó".
 
Desde enero de 2016, el gobierno ha demolido cuatro grandes iglesias vinculadas al Movimiento Apostólico, en tres diferentes partes del país: en Camagüey y Santiago, y dos en Las Tunas, según el informe.
 
CSW encontró que cada demolición de la iglesia ha seguido un patrón similar: "Los agentes de seguridad de la policía y estatales bloquean las carreteras principales que rodean la iglesia, en muchos casos, arrastrando los pastores y sus familias a salir de la cama en las primeras horas de la mañana, deteniéndolos en la policía en separadas estaciones durante la demolición".
 
El informe señala que el Decreto Ley 322 sigue en vigor. La legislación fue anunciada el 5 de septiembre de 2014 y entró en vigor el 5 de enero de 2015, y fue supuestamente establecida para regular la propiedad privada y hacer cumplir las leyes de zonificación. "Sin embargo, ha sido y está siendo utilizado por los funcionarios del gobierno para apoderarse de propiedades de la iglesia".
 
En 2015 alrededor de 2,000 iglesias vinculadas a la denominación de Asambleas de Dios, la denominación protestante más grande del país, fueron declaradas ilegales por el gobierno, según el informe. Al menos 1,400 de estos edificios de la iglesia, muchos de los cuales son iglesias en las casas, son "en el proceso expropiadas por el gobierno - a pesar del hecho de que la denominación se ha negado a firmar las órdenes de confiscación".
 
El gobierno había prometido verbalmente a principios de este año no seguir adelante con la expropiación, pero "ni la ORA ni el Ministerio de Vivienda han hecho ningún esfuerzo para detener este proceso", añade el informe.
 
"El gobierno continúa empleando la detención arbitraria a atacar a los líderes de la iglesia que se perciben como "falta de cooperación", con nueve tales violaciones que ocurren desde enero de 2016 (incluyendo las personas detenidas durante las demoliciones)".
 
"En uno de los casos más graves, el reverendo Mario Félix Lleonart Barroso fue detenido el 20 de marzo, apenas unas horas antes de la llegada del presidente estadounidense Barack Obama a Cuba en visita oficial. La esposa de rev Lleonart Barroso y sus dos hijas fueron puestos bajo arresto domiciliario durante las 55 horas que se llevó a cabo".
 
Los agentes del gobierno también continuaron acosando y deteniendo a decenas de mujeres en todo el país cada semana en su camino a la misa dominical públicamente. "Estas mujeres, afiliados a las Damas de Blanco, un movimiento no violento de los derechos humanos, son detenidos sistemáticamente sobre una base semanal. En la mayoría de los casos fueron violentamente arrastradas por agentes de seguridad al salir de sus casas, o cuando llegan a los servicios", dice CSW. "En la mayoría de los domingos más de 80 mujeres están detenidas. Ellos son detenidos hasta que la masa se llegó a la conclusión, después de lo cual muchos son dejados en lugares remotos y de izquierda a encontrar su propio camino a casa".
 
"CSW está alarmado por la escalada de violaciones de herbáceas en toda Cuba, pero humillado e inspirado por el coraje y la perseverancia de las muchas comunidades religiosas que sigue resistiendo pacíficamente la presión del gobierno", dijo Mervyn Thomas, el presidente ejecutivo de CSW.
 
"Seguimos decepcionados por las promesas no cumplidas para la reforma por parte del gobierno cubano e instarlo a cambiar de rumbo. Hacemos un llamado a la comunidad internacional y, en particular, el Reino Unido, la Unión Europea y el gobierno de los Estados Unidos para ser solidarios con los ciudadanos cubanos presionando al gobierno cubano para detener estas acciones represivas y la garantía de que los derechos humanos y, en particular FORB, sigue siendo una componente central de cualquier próximos diálogos con el gobierno cubano".
 
Cuba ha sido gobernado por un régimen de partido único desde que Fidel Castro derrocó a la dictadura apoyada por EE.UU. de Fulgencio Batista en 1959.
 
De los aproximadamente 11 millones de personas en Cuba, se estima que 6 millones son cristianos. Cerca de 1 millón de ellos son evangélicos. El número real podría ser mayor, como la iglesia está creciendo rápidamente.
SIGUE Next Post
SIGUE Next Post
 

Suscripción vía FeedBurner