23 sept. 2016

Pastores sorprendidos por resurrección de hombre en el sudeste asiático por misioneros bautistas


resurrección, en el nombre de Jesús, fuego, sobrenatural
Pixabay
 
EE.UU. - En una remota aldea del sudeste asiático, la muerte y la aparente resurrección de un líder de entre los muertos alimentó el avivamiento entre un grupo hasta ahora no alcanzados.
 
El pastor David Platt compartió la historia con el Comité Ejecutivo de la Convención Bautista del Sur del 19 de septiembre en Nashville, según Baptist Press. Platt actualmente se desempeña como presidente de la junta de misiones Bautistas del Sur. El informe llegó a Platt de un misionero de la IMB, señaló 'God Reports'.
 
Un creyente del sudeste asiático entrenado por misioneros bautistas del sur tomó algunos amigos con él y comenzó a compartir el Evangelio en un pueblo "que era totalmente no alcanzado por el Evangelio hasta que llegaron allí”.
 
Los aldeanos respondieron con atención, comenzaron a estudiar la Biblia como los nobles de Berea, y muchos creyeron en el pueblo.
 
Al llegar a Cristo, trajeron una serie de ídolos, collares y amuletos relacionados con el culto pagano al centro de la localidad para ser quemados, relató Platt.
 
Pero en extrañamente algunos comenzaron a retomar de nuevo sus objetos ocultos.
 
Al parecer, el líder de la aldea había muerto y unos pocos supersticiosamente creían que su muerte fue causada por espíritus malignos molestos por la destrucción de los objetos sagrados. Desalentados por el repentino cambio, los cristianos fueron a expresar sus condolencias a una casa donde el cuerpo del líder de la aldea reposaba.
 
De pie sobre el líder caído, comenzaron a rezar "para que Dios mostrará su misericordia a las personas en el pueblo, de que Dios mostrará su gloria y su amor a la gente que estaba tan cerca", dijo Platt a Baptist Press.
 
Entonces sucedió algo sorprendente. Mientras estaban orando por el hombre, de repente, el hombre tosió! Todo el mundo en la casa se quedó helado. Entonces el hombre volvió a toser. La gente corrió al lado del hombre cuando empezó a respirar de nuevo.
 
La gente empezó a ayudarle para incorporarse. Todos miraron a los cristianos en el asombro, preguntándose, '¿Qué demonios ha pasado?'.
 
“Ellos decidieron que este era un momento tan bueno como cualquier otro para compartir el Evangelio", dijo Platt. "Así que compartieron el Evangelio, y en los días siguientes, la gente comenzó a llegar a la fe en Cristo y a partir de ese entonces el pueblo quemó sus ídolos”.
 
Platt reconoció que no tiene evidencia médica de la ubicación remota para verificar la resurrección, sino que dijo: "Conozco a pueblos como este, saben cómo reconocer la muerte".
 
En broma, Platt dijo que si no estaba muerto, Dios escogió un momento oportuno para el hombre para la tos.
 
“Esto es lo que sé: Tenemos la Buena Nueva de un Dios que ha vencido a la muerte, que tiene poder para decir a los muertos, tengan vida".
 

Suscripción vía FeedBurner