octubre 08, 2016

Rabino: Si no detienen el Antisemitismo y los Judíos salen de Europa, su libertad morirá

Antisemitismo un virus infernal que muta en el mundo
Captura: Rabbi Sacks | Youtube

El Rabbi Jonathan Sacks impartió su discurso 'la mutación del antisemitismo', en el Parlamento Europeo el 27 de septiembre, lo siguiente: "Para justificar su odio hacia los Judíos, los antisemitas de hoy hacen un llamamiento a "la mayor fuente de autoridad en todo el mundo [que] son ​​los derechos humanos. Por eso Israel... es acusado regularmente de los cinco pecados cardinales contra los derechos humanos: el racismo, el apartheid, crímenes contra la humanidad, limpieza étnica y tentativa de genocidio", informó 'Israel Today'.

Sacks fue uno de los rabinos más importantes de las Congregaciones Hebreas Unidas de la Commonwealth 1991 a 2013, fue capaz de pronosticar con precisión la enfermedad del antisemitismo.

Dada la complejidad de este fenómeno maligno, Sacks dice "es una bestia disfrazada en ángel de luz".

El rabino Sacks actualiza la definición de antisemitismo, que ya no es sólo odio por Judíos y el judaísmo. "El Antisemitismo [contemporáneo] significa negar el derecho de los Judíos de existir colectivamente como Judíos con los mismos derechos que los demás", declaró, señalando correctamente que el antisemitismo se ha transformado en odio a Israel.

"El nuevo antisemitismo", continuó, "ha mutado de manera que cualquier practicante de ella puede negar que él o ella es un antisemita. Después de todo, van a decir, yo no soy racista. No tengo ningún problema con los Judíos o el judaísmo. Sólo tengo un problema con el Estado de Israel. Pero en un mundo de 56 países musulmanes y 103 cristianos, sólo hay un estado judío, Israel... el único de los 193 países miembros de las Naciones Unidas que tiene su derecho a existir regularmente desafiado, con un estado, Irán, y muchos, muchos otros grupos, comprometidos con su destrucción".

Aunque esta mutación moderna del antisemitismo dice ser amante de la paz y sobre el cumplimiento de todos los derechos humanos, se ha demostrado ser exactamente lo opuesto, aportando solamente miseria y conflictos en lugar de la paz y la prosperidad.

Europa no era un lugar feliz durante las Cruzadas y la Alemania nazi, y Europa no es un lugar feliz ahora. "Perseguir a Judíos", dijo Sacks, "nunca ha beneficiado a nadie, y mucho menos los propios antisemitas". "La aparición del antisemitismo en una cultura", concluyó, "es el primer síntoma de una enfermedad, la señal de advertencia temprana de avería colectiva".

Por amor a una Europa ingrata, Sacks, resumió con una sobria advertencia: si Europa no hace nada para detener el antisemitismo, si los Judíos salen de Europa, "la libertad Europea va a morir".
SIGUE Next Post
SIGUE Next Post
 

Suscripción vía FeedBurner