1 oct. 2016

Una mujer estadounidense por poco va a la cárcel por orar en su casa en EEUU


CBN News
 
EE.UU. - Ya pasaron alrededor de tres años desde que Mary Anne Sause escuchó fuertes golpes de agentes de policía en la puerta de su casa. Nunca se imaginó que podría ir a la cárcel por algo tan simple como la oración, informó 'CBN'.

Ahora ella y sus abogados del Primer Instituto de Libertad, han presentado un caso federal en contra del Departamento de Policía de Kansas, Louisburg, por lo que le pasó.
 
Sause, una enfermera católica, estaba en su casa orando a altas horas de la noche en septiembre de 2013, cuando un grupo de policías golpearon a su puerta exigiendo que les dejará entrar.
 
Una vez dentro, los agentes la acosaron ​​y se mofaban de ella sin dar una razón específica por qué estaban allí. Cuando Sause sacó una copia de la Constitución, uno de los policías según los informes le dijo que tan sólo se trataba de un pedazo de papel y que no funciona allí.
 
Aterrorizada, Sause se arrodilló para orar. Es entonces cuando uno de los oficiales comenzaron a hojear un libro de códigos para encontrar alguna violación para poder acusarla. Mientas seguían burlándose de ella e incluso la amenazaron con ir a la cárcel. Uno de ellos reveló antes de salir que sólo habían llegado a causa de una queja de ruido por su radio demasiado alto.
 
"La policía se supone que existe para hacernos sentir seguros, pero me aterraron esa noche. Fue una de las peores noches de mi vida", dijo Sause.
 
"A ningún estadounidense nunca se le debe decir que no pueden orar en su propia casa", dijo Stephanie Taub, abogado asociado para el Primer Instituto de Libertad. "El derecho a rezar en la intimidad de su propia casa está claramente protegida por la Primera Enmienda".
 

Suscripción vía FeedBurner