18 nov. 2016

"La homosexualidad es abominación", dijo el principal gran rabino de Jerusalén


Apologética Judía, Rabinos, LGBT
Captura: Yeshivat Netiv Aryeh | Youtube
 
ISRAEL. - El principal rabino de Jerusalén criticó a la comunidad gay de Israel en una entrevista publicada el viernes, calificando la homosexualidad de "abominación" y obteniendo una queja policial por incitación, informó 'The Times of Israel'.
 
Shlomo Amar, que anteriormente era el principal rabino sefardí de Israel, dijo al periódico israelí Hayom, que la homosexualidad es una "abominación", y que la ley judía defiende la pena de muerte para aquellos que deciden participar en las relaciones del mismo sexo.
 
“Lo llamo un culto. Es un culto de abominaciones, es obvio. Es una abominación", dijo. "La Torá dice que es castigable con la muerte. Está en el primer grado de ofensas severas... "perversión", esto es una tontería. Hay lujuria... esta es una de las concupiscencias más prohibidas, la más severa”.
 
Amar dijo que se negó a asistir a un funeral de un adolescente apuñalado por un fanático ultra-ortodoxo durante el desfile del orgullo gay del año pasado en Jerusalén, después de que su familia se negó a leer en voz alta su condena a la homosexualidad.
 
Amar dijo que su asistencia habría "blasfemado el nombre de Dios”. También se pronunció contra los rabinos que trataban de construir puentes con la comunidad LGBTQ:
 
"No hay tal cosa, para mostrar comprensión o tolerancia para esto. Una simple verdad tiene que ser declarada - hay una prohibición severa, y no hay ninguna tolerancia para ello”.
 
 
 
 
Reacción de la Comunidad LGBT Israel
 
Los comentarios de Amar fueron recibidos con furia por miembros de la comunidad LGBTQ y defensores de las libertades civiles en Israel.
 
Oded Fried, activista por los derechos de los homosexuales y ex jefe del grupo de trabajo israelí LGBT, presentó una queja ante la policía israelí, diciendo que los comentarios de Amar constituían incitación al fanatismo.
 
Meretz MK Michal Rozin, copresidente del Gay Caucus del Knesset, escribió a la ministra de Justicia Ayelet Shaked tras la entrevista, pidiéndole que tomara medidas contra Amar.
 
"Rabí Amar demuestra una vez más que es indigno del título de rabino jefe de la ciudad de Jerusalén", dijo. "Sus comentarios, que constituyen nada más que odio injustificado sazonado con ignorancia, hirieron a hombres y mujeres israelíes, hombres y mujeres judíos que financian su salario, pagados con fondos públicos. El rabino Amar está maldiciendo justo antes de Shabat, sus comentarios empujan a más y más personas del judaísmo medieval que él representa”, dijo el rabí Noa Satat, gerente del Centro de Reforma para la Religión y el Estado.
 

Suscripción vía FeedBurner