10 nov. 2016

Sanedrín de Israel pide a Putin y Trump construir el 'Tercer Templo' en Jerusalén


Supercurioso
Business Insider
 
El Nuevo Sanedrín de Israel ha llamando al presidente ruso Vladimir Putin y al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, para unir fuerzas y cumplir con sus papeles bíblicamente ordenados reconstruyendo el Templo Judío en Jerusalén.
 
El Rabino Hillel Weiss, portavoz del Sanedrín, contactó en exclusiva a 'Breaking Israel News' para anunciar que la elección de Trump, que ha prometido reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, junto con el deseo expreso de Putin de reconstruir el Templo, envió una carta ofreciendo a los dos la oportunidad de actuar como figuras de Ciro de los tiempos modernos: reyes no judíos que reconocen la importancia de Israel y el Templo.
 
Ciro, el Grande, Rey de Persia en el siglo VI a. C., anunció en el primer año de su reinado que fue impulsado por Dios a hacer un decreto que el Templo de Jerusalén debe ser reconstruido, según Esdrás 1:2. 
 
Ciro envió a los judíos bajo su regla a Israel con una suma considerable de dinero con la cual reconstruir el Templo. El Sanedrín planea invitar a los dos líderes mundiales a tomar este antiguo decreto bíblico y apoyar al pueblo judío en su santa misión.
 
El rabino Weiss explicó que las elecciones estadounidenses han hecho que el eterno sueño judío sea una posibilidad muy real.
 
Estamos preparados para reconstruir el Templo. Las condiciones políticas actuales, en las que los dos líderes nacionales más importantes del mundo apoyan el derecho judío a Jerusalén como herencia espiritual, son históricamente sin precedentes", dijo Rabi Weiss a BIN.
 
La carta del sanedrín señala que la victoria truculenta de Trump se debió a su apoyo a Jerusalén, y recuerda a Trump de su promesa de campaña para trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, reconociendo efectivamente la ciudad como la capital de Israel. La Ley de la Embajada de Jerusalén, aprobada en el Congreso en 1995, inició el traslado de la embajada, pero se ha vetado desde que todos los presidentes estadounidenses desde entonces. El Sanedrín pide a Trump que retenga el veto después de que asuma el cargo.
 
El Sanedrín también recordó la conexión de Putin con el Templo en su carta. Durante su tercer viaje oficial a Jerusalén en 2012, Putin realizó una visita nocturna al Kotel (Muralla Occidental). Cuando llegó al lugar sagrado, el líder ruso permaneció en silencio durante varios minutos, ofreciendo una oración personal, después de lo cual leyó los salmos de un libro de oraciones ruso-hebreo.
 
Putin se acercó al hombre, quien explicó la importancia del Monte del Templo y el Templo Judío. 'Chadrei Charedim', un sitio de noticias hebreo ortodoxo, informó que Putin respondió: "Esa es exactamente la razón por la que vine aquí - para orar para que el Templo se construya de nuevo”.
 
Después de este notable intercambio, el Sanedrín envió una carta a Putin pidiéndole que cumpliera su oración. En ese momento, el Presidente Putin no respondió a la solicitud del Sanedrín, pero ahora que el presidente entrante de Estados Unidos es un aliado potencial en el proyecto, el Sanedrín cree que es hora de que Putin tome un papel activo en la reconstrucción del Templo.
 
Además de sus peticiones sobre el Templo, el Sanedrín también está pidiendo a Putin y Trump que renueven la resolución de la Liga de las Naciones de 1920 conocida como el tratado de San Remo, que esencialmente permitió la creación de un Estado judío dividiendo el Imperio Otomano. Incorporó la Declaración de Balfour, publicada por Gran Bretaña en 1917, que dio el reconocimiento y el apoyo oficiales para el establecimiento de Israel.
 
El presidente de los Estados Unidos, Calvin Coolidge, ratificó el acuerdo de San Remo en 1925, por lo que el reconocimiento de un Estado judío es legalmente vinculante por la ley estadounidense. El Sanedrín enfatizó que es imperativo en este momento, cuando la Autoridad Palestina está tratando de reescribir la historia mundial haciendo campaña contra la declaración de Balfour, para fortalecer el histórico compromiso estadounidense con el Estado de Israel mediante la re-adopción del acuerdo.
 
El rabino Weiss enfatizó que apoyar el reclamo judío a Jerusalén traería beneficios a Rusia y a América, así como al mundo entero.
 
 

Suscripción vía FeedBurner