26 mar. 2017

Pastor: Es el Infierno el que está predeterminado para todos, no el cielo


Jesucristo
Pixabay
 
EE.UU. - Muchas personas creen que mientras no cometan un pecado mayor o un crimen mientras están en la tierra, irán al cielo cuando mueran.
 
Christian Today consignó que el Pastor J. D. Greear de The Summit Church en Durham, Carolina del Norte, dio la mala noticia para estas personas: "Están equivocados".
 
En su blog, el 20 de marzo, el pastor de 43 años dijo que el infierno, no el cielo, es el destino predeterminado de todos.
 
Greear dijo que aunque "Dios nos creó para el cielo... la rebelión de la raza humana, en la que todos participamos, nos ha destinado al infierno".
 
El pastor de la mega iglesia y teólogo bautista del sur, dijo que como se describe en Apocalipsis 21:8, los que están destinados al infierno no son sólo los "malos", sino también a los que se encuentran en la iglesia: "Pero en cuanto a los cobardes, los detestables, los asesinos, los inmorales, los hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos, su porción estará en el lago que arde con fuego y azufre, que es la segunda muerte".
 
Greear describió a los cobardes como "aquellos que nunca estarían a favor de Jesús delante de sus amigos" mientras que los infieles son "aquellos que iban a la iglesia pero nunca confiaron en Dios lo suficiente para obedecerle con sus relaciones o su dinero". Los idólatras, dijo, son "aquellos que no pondrían a Dios primero en sus vidas", mientras que los mentirosos son "los que vinieron a la iglesia, pero cuya sumisión a Dios no era sincera". Dijo que todas estas personas son merecedoras del infierno, que se describe en la Biblia como un lugar de fuego, ardiente azufre y muerte eterna.
 
Greear señaló que algunas personas pueden pensar que el infierno puede ser simplemente metafórico, no literal.
 
"Pero incluso si estas cosas son símbolos, lo que señalan es terriblemente horrible", dijo. "Y tenemos que asumir que el infierno es eterno, porque la misma palabra que se usa para la "vida eterna" es usada para "la muerte eterna".
 
Según el último estudio del Pew Research Center, más estadounidenses creen en el cielo que en el infierno, con un 72 por ciento creyendo en el cielo y un 58 por ciento creyendo en el infierno.
 
En comparación con personas pertenecientes a otras religiones y sin fe, los cristianos estadounidenses tienen más probabilidades de creer tanto en el cielo como en el infierno, dice el estudio.
 

Suscripción vía FeedBurner