13 abr. 2017

Pastor: No me importa lo que diga la Biblia acerca de los homosexuales [VÍDEO]


Apostasía, Homosexualismo, Sodomía, Biblia, Cristianismo

BOTHELL, Wa. - Ryan Meeks es el fundador de la Iglesia de la Comunidad de EastLake en Bothell, Washington. Un predicador profano que ha perdido centenares de miembros en su congregación por su decisión de permitir que los homosexuales abiertos sirvan en posiciones de liderazgo, y que dice "no importarle" lo que la Biblia tiene que decir sobre el tema, informa Christian News.

En 2015, Meeks anunció que creía que un "movimiento del Espíritu" le hizo repensar cómo había manejado el tema de la homosexualidad. En el vídeo del 8 de abril publicado por Upworthy en Facebook:


"Cuando se trata de la conversación en torno a la comunidad LGBT y la política de la iglesia, o lo que dice la Biblia sobre la homosexualidad, siempre me sentí incómodo al respecto. No quería plantearlo", explicó.

"Sentí que necesitaba asustar a la gente para que creyera lo correcto porque el Dios que los ama va a enviar la mayor parte de la historia humana al Infierno", dijo Meeks. "¿Esa es la Buena Noticia? Suena bastante [#@?#!! - PALABROTAS]".

Resaltó que cuando uno de los miembros del equipo de adoración de EastLake salió como lesbiana y ésta temió perder el derecho de servir. "Me romió el corazón y me di cuenta de que había sido un cobarde durante demasiado tiempo", recordó Meeks.

Decidió que EastLake estaría por lo tanto "abierto y afirmando" en el futuro a todos sus miembros LGBT. Sin embargo, sabía que la elección tendría consecuencias y que podría perder a la congregación.

El vídeo de Upworthy ha recibido respuestas mixtas de sus más de un millón de espectadores. En el mismo se expone como cientos dejaron a EastLake sobre la decisión, que resultó en la pérdida de $ 2.8 millones, el despido del personal y el cierre de sus campus.

Pero a pesar de la reacción, Meeks no ha cambiado de opinión.

"No me importa si la Biblia dice, 'gays [#@?#!! - PALABROTAS]", declaró. "La Biblia es pro-esclavitud, tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento. No tiene una visión muy grande de las mujeres liderando y enseñando. Tengo muchas cosas con las que no estoy de acuerdo con la Biblia". "Hemos decidido que [la Biblia] cayó del cielo y ahora tenemos que usarla como un manual para cómo manejar la Tierra, cómo legislar la moralidad. Y eso no es lo que es", afirmó Meeks. "Si necesitamos consultar un libro antiguo para saber qué hacer cuando un ser humano está frente a nosotros, creo que ya estamos [#@?#!! - PALABROTAS]".
 

Suscripción vía FeedBurner