6 abr. 2017

¿Puede la oración cambiar la intención y opinión de un Dios Omnisciente?


Poder, Intercesión
Pixabay
 
Un interesante artículo publicado por Answers in Genesis que merece estudiarse a fondo, hace alusión al debate acerca de el poder de la oración y la posibilidad de cambiar la intención de Dios. Además de presentarnos una nueva teoría de la teología conocida como 'Teísmo', que sostiene según varios pasajes bíblicos como Jeremías 18:7–10; Jonás 3:10 y Génesis 6:6 y Génesis 18, en este último detalla el momento cuando Abraham intercede para cambiar la intención de Dios acerca de Sodoma y Gomorra y, al parecer, lo logró. Los simpatizantes encuentran respaldo en todos esos versos en los cuales Dios parece estar arrepintiéndose, retrocediendo y hasta lamentándose. Demostrando que es probable que Dios no conozca a profundidad cada detalle de las circunstancias y de esa manera se prestaría a cambiar sus intenciones. 
 
¿Cómo podría una oración cambiar la intención de Dios? explica que los mejores entrenadores de fútbol tienen planes de juego para sus encuentros con otros equipos. Si las cosas no están funcionando bien en el primer tiempo, ellos hacen cambios en el camerino en el medio tiempo y van del plan A al plan B. Pero Dios no tiene un plan B. ¿Realmente creemos que si decimos a Dios: “Bueno, yo sé que estás planeando hacer esto, pero ¿has considerado hacer esto...?” que Dios va a cambiar sus planes basado en la sabiduría que le demos? En nuestras oraciones, Dios no está enterándose de cosas que Él no sabía ya.
 
Entonces, ¿qué podría causar que Dios cambiara de opinión en estos textos? Acaso cuando Abraham clamó a Dios, ¿fue a Él con información que Dios no tenía aparte de la que le había dado Abraham? Obviamente Abraham no enseñó a Dios algo que Él no sabía todavía. De hecho, Dios supo que Sodoma tendría menos de diez personas justas, mientras que Abraham no. La mente de Dios no cambia porque no necesita cambiar. Él sabe todo y Él sabe el fin desde el principio. Dios no tiene un plan B porque no hay deficiencias o vacíos en Su plan A.
 
¿Cambia la oración las cosas? –Sí. ¿Usa Dios las oraciones como medios secundarios para hacer que ocurra Su obra? –Sí. ¿No sólo nos invita Dios a orar, sino que nos lo ordena? –Sí. ¿La oración eficaz del justo puede mucho? –Sí. ¿Pero cambian estas cosas las ideas de Dios? –No. ¿Por qué? Porque Dios nunca ha tenido que cambiar su opinión desde la fundación del mundo (Efesios 1:11). Que anuncio lo por venir desde el principio, y desde antiguamente, lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero. Isaías 46:10
 
 
Leer todo el artículo en Anwers in Genesis.
 

Suscripción vía FeedBurner