29 jun. 2017

John MacArthur comparó la Homosexualidad con el pecado del Adulterio


lgbt, apostasía, homosexualismo, apologética, calvinismo, hipercalvinismo, teología
Captura: John MacArthur | Facebook
 
CALIFORNIA, EE.UU. - El influyente, escritor y megapastor cristiano conservador calvinista, John MacArthur, ha dicho que "nadie es gay", comparando la homosexualidad con el robo o el adulterio, informó Christian Today.
 
MacArthur a principios de este mes en una conferencia para Ligonier Ministries en Los Ángeles, según el blogger Friendly Atheist, consignó Patheos, a MacArthur se le preguntó, "sabiendo que todos somos pecadores salvados por la gracia", ¿un cristiano gay entraría en el reino de los cielos?
 
"Bueno, no sé si [la pregunta es] para mí, pero nadie es gay. Si quieres decir con eso, eso es un cableado... nadie es gay. Las personas cometen adulterio, cometen pecados de homosexualidad, mienten, roban, engañan... sabes, sigo robando bancos, pero soy un ladrón, soy un ladrón de bancos, ¿qué voy a hacer? Soy un ladrón de bancos"... Eso no es una excusa para lo que haces, respondió.
 
Y añadió: "¿Hay ciertos tipos de impulsos que conducen a la gente en esa dirección? Sí. Pero creo que uno de los aspectos realmente mortales de esto es dejar que la gente se defina como gay.
 
"No son más gay que un adúltero está programado para ser obligado por su propia naturaleza a cometer adulterio. Esos son todos pecados conductuales que son condenados en las Escrituras. Dios no programó a nadie de tal manera, ellos no son responsables de ciertos comportamientos".
 
MacArthur entonces dijo, aunque no está claro lo que quiso decir, que: "tenemos que cancelar que fuera de la lista de pecado y darles la bienvenida en el Reino de Dios, porque no se puede hacer nada más. Pero creo que no hacemos ningún servicio a las personas que están atrapadas en los pecados viciosos de la homosexualidad permitiéndoles definirse por ese pecado".
 
La respuesta de Macarthur puede verse en un video subido a Youtube.
 
Tal vez sorprendentemente, MacArthur fue menos conservador en la controvertida situación del pastelero cristiano que no hace pasteles para gays:
 
"No es pecaminoso para un pastelero hacer una torta de bodas para una boda gay, más que su pecado para un hombre que dirige un restaurante para servir la cena a alguien que es gay... el problema no es si eso es pecaminoso, es si el gobierno federal puede exigir que la gente haga ciertas cosas que van en contra de su conciencia cristiana".
 
Aunque advirtió contra la injerencia gubernamental en la conciencia, también dijo: "En realidad pienso que necesitamos mostrar amor a todos, y particularmente necesitamos el bien a todos aquellos que están fuera del reino, así como dentro del reino, tanto como sea posible".
 
MacArthur dijo que un gesto de bondad hacia alguna persona no regenerada no es en sí mismo un pecado, pero si viola su conciencia de alguna manera, entonces no debe ignorar su conciencia, así que creo que es una cuestión personal", aseveró.
 

Suscripción vía FeedBurner