29 sept. 2017

'En los Últimos Tiempos todo el mundo hablará hebreo', afirma rabino


israel, hebrew, hebreo, ivrit, dios, secretos, profecías, últimos tiempos, rabinos
Pixabay

ISRAEL. - En los Días Finales, todas las naciones del mundo estudiarán hebreo para clamar juntos el nombre de Dios en su santo idioma, explicó el Rabino Tuly Weisz, fundador de la Yeshiva para las Naciones consignó Breaking Israel News.

El rabino Weisz dijo a BIN que el profeta Sofonías describe cómo todas las naciones del mundo tendrán "pureza de palabras" en el Fin de los Días:

"Porque entonces haré que los pueblos sean puros de palabra, para que invoquen a 'Hashem' por su nombre y lo sirvan de común acuerdo". Sofonías 3:9

El rabino Weisz dijo que la tradición judía siempre ha sostenido que el lenguaje puro que promete Sofonías es el lenguaje del hebreo. Agregó que el lenguaje de la creación fue el hebreo y que Dios hablaba hebreo al primer pueblo, Adán y Eva. Él cree que el mundo entero habló hebreo hasta después de la inundación de Noé, momento en el cual la gente de Babel unió fuerzas para construir una torre impresionante con malas intenciones.

"Vamos, construyamos una ciudad, y una torre con su cima en el cielo, para hacernos un nombre; de lo contrario estaremos esparcidos por todo el mundo". Génesis 11:4

El castigo por el pecado de rebelión de la gente y el fracaso en reconocer a Dios como creador debía estar esparcido por toda la tierra, su lenguaje diversificado para que ya no pudieran comunicarse como uno solo, explicó el rabino Weisz.

Sin embargo, a pesar de su dispersión, los judíos trabajaron para mantener cierto uso de la lengua hebrea. Con la fundación del Estado de Israel en 1948 y la reunión de los exiliados, el pueblo judío revivió milagrosamente el hebreo y lo convirtió una vez más en su lengua nacional.

"El hebreo es una de las lenguas más hermosas", dijo Sharon Niv, que enseña el curso de Hebreo de Yeshiva para las Naciones. Dijo que mientras en inglés hay más palabras que en hebreo, la lengua hebrea tiene mayor profundidad.

Como Dios le dio la Torá al pueblo judío en hebreo, el rabino Weisz hizo hincapié en la importancia de aprender la Biblia en hebreo para "entender todos sus matices... leer en traducción pierde mucho significado, matiz y espíritu del mensaje".


En los últimos años, los sionistas cristianos han mostrado un creciente interés por aprender hebreo. Rabí Weisz dijo que esto es probablemente un paso hacia la redención descrita por Sofonías.

"A diferencia de la generación de Babel, las naciones se están uniendo para servir a Dios a través del lenguaje de la pureza", dijo el rabino Weisz. "Con los judíos y los cristianos reconciliándose por primera vez en la historia, que nuestro sentido de unidad no sea para la gloria del hombre, sino que podamos estudiar juntos el lenguaje del hebreo para construir una gran torre para el único Dios verdadero de Israel".

Sin embargo, el pastor y maestro Roger Casco Herrera de la Iglesia Bíblica de Jesús y autor del libro Su Nombre ¿Jesús o Yeshúa? explica que "los rabinos no siempre tienen la razón, y esto de que todos hablaremos el hebreo en los tiempos finales, es completamente falso".

"Los rabinos no tienen la revelación completa. Y al no incluir las palabras del Mesías Yeshúa (Jesús) en sus interpretaciones no cuentan con el mejor discernimiento acerca de los tiempos finales. Por ejemplo, ¿dónde está escrito el mandamiento del lavado de manos en la Torá? Simple, no existe. Se trata de los 'mandamientos de hombres' como lo dice Marcos 7:7. Sólo porque se le ocurrió a un sabio rabino es un mandamiento, como que tuviera autoridad como la Torá. Es inconcebible".

Además ellos no conocen las palabras del Señor en Apocalipsis:

Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. (Apocalipsis 7:9-12 RV1960)

 

Suscripción vía FeedBurner