28 oct. 2017

Papa Francisco defiende 'división de Jerusalén' para judíos, cristianos y musulmanes


profecías, jerusalén, papa, francisco, francis, pope, católico, islam
Captura: @Pontifex | Twitter

El Papa Francisco se reunió con el patriarca greco-ortodoxo de Jerusalén, Teófilo III, en Roma, en un evento promovido por el Pontificio Consejo para la promoción de la unidad de los cristianos.

Entre las declaraciones del pontífice, una llamó la atención. Él pidió que Jerusalén, capital de Israel, mantenga su "status quo". Esto significa continuar siendo "dividida" entre las tres religiones monoteístas del mundo - cristianismo, judaísmo e islamismo.

Durante el discurso oficial, Francisco declaró:

"Este encuentro me ofreció la oportunidad de expresar nuevamente mi cercanía a todos aquellos que sufren por los conflictos desencadenados hace décadas en Tierra Santa. La incertidumbre de la situación y la incomprensión entre las partes sigue causando inseguridad, limitación de derechos fundamentales y el abandono de la propia tierra por muchos", consignó Gospel Prime.

Jorge Mario Bergoglio también invocó la "ayuda de Dios" para que "todos los sujetos involucrados multipliquen sus esfuerzos para que se lleguen a condiciones de una paz estable, basada en la justicia y en el reconocimiento de los derechos de todos".

El Papa prosiguió diciendo que era preciso "rechazar con firmeza el uso de cualquier tipo de violencia, cualquier tipo de discriminación y cualquier manifestación de intolerancia contra personas en lugares de culto judío, cristiano y musulmán".


"La Ciudad Santa, en la cual el Status quo será defendido y preservado, debería ser un lugar donde todos podrían convivir pacíficamente; sin eso, continuará para todos y sin fin la espiral del sufrimiento". Finalizó diciendo que las "comunidades cristianas" deberían ser "parte integrante de la sociedad y que, como ciudadanos y creyentes tienen "el pleno derecho de dar su propia contribución al bien común ya la construcción de la paz".

El discurso del Vaticano viene como respuesta a un documento que líderes de diferentes iglesias firmaron donde acusan al gobierno de Israel de querer "debilitar" su presencia en la región. El Patriarcado Griego Ortodoxo reclama que se vendieron dos edificios en la Ciudad Vieja -que les pertenecían- para el influyente movimiento de la derecha religiosa judía, el Ateret Cohanim.

El uso del término "status quo", que en latín significa "el estado de las cosas", era usado en Israel durante el gobierno del Imperio Otomano sobre la región. Él preconizaba la "división" de Tierra Santa para respetar las creencias de judíos, cristianos y musulmanes, pues todos dicen tener en Jerusalén una base histórica y religiosa.

Mencionada 660 veces en el Antiguo Testamento, base de la fe de los judíos, y cerca de 150 en el Nuevo Testamento, libro más importante para los cristianos, "Jerusalén" no se cita en el Corán.
 

Suscripción vía FeedBurner