Recientes

¿Cómo convertirse en un Profeta de Dios?

enero 28, 2018


Cómo convertirse en un profeta, requisitos, curiosidades, biblia, apologética
Pixabay

Amós 7:14 Entonces respondió Amós, y dijo a Amasías: No soy profeta, ni soy hijo de profeta, sino que soy boyero, y recojo higos silvestres. RVR1960

Si usted está leyendo el siguiente artículo con el propósito de aprender a profetizar, debe tener cuidado. Así muchos caen en agorerismo. adivinación, manipulación, fantasía, desorden, engaño, mentira y apostasía.

No hay duda para mí. Los profetas, su ministerio y/o oficio existe hoy.

Amós 3:7 (RVR1960) Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas.
1 Corintios 12:28 (RVR1960) Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas.
Efesios 4:11 (RVR1960) Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros.

Usted no debería andar buscando claves para profetizar bien o más, o cómo convertirse en un profeta, con prioridad en lugar de buscar intensamente la revelación del Hijo de Dios, Jesús de Nazaret, antes que cualquier otra cosa. De quien es el Espíritu de la Profecía.

Apocalipsis 19:10 (RVR1960) Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.

Pare de buscar claves mágicas para ser un gran profeta de Dios. Busque y entréguese a Jesucristo. Cuando usted gocé de la llenura del Espíritu Santo podría ser un candidato para ser utilizado como instrumento de profecía o revelación. Vaya a la fuente de toda profecía. Mire como está su nivel de llenura del Espíritu Santo, y vele por ello como nada más, y como nunca antes.


Entonces, podría tener la oportunidad honrosa de profetizar en nombre de Dios, - pese a que cada vez que anunciamos la venida de Cristo Jesús profetizamos- Amós dijo, que no era profeta, ni hijo de profeta. De manera que para convertirse en profeta no se requiere ni lo uno ni lo otro. Se nace como tal y se hace por medio de la preparación divina y humana.

1 Timoteo 4:14 RVR1960 - No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio.

¿Por qué dije preparación humana? Porque no está demás el discernimiento y consejo de los ancianos profetas. Sí usted cree que tiene frutos o señales de profeta. Debe congregarse y sujetarse a los profetas, es decir tanto a sus autoridades como a la Palabras Profética Logos.

1 Corintios 14:29 Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen.
1 Corintios 14:32 Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas;

Dejarse llenar y que el Espíritu Santo tenga dominio sobre usted, es decir Cristo Jesús gobierne su vida, y quizá, digan de usted como dijeron de Saúl ¿También "Roger" entre los profetas?

1 Samuel 19:23-24 (RVR1960) Y fue a Naiot en Ramá; y también vino sobre él el Espíritu de Dios, y siguió andando y profetizando hasta que llegó a Naiot en Ramá. Y él también se despojó de sus vestidos, y profetizó igualmente delante de Samuel, y estuvo desnudo todo aquel día y toda aquella noche. De aquí se dijo: ¿También Saúl entre los profetas? 



No hay comentarios:

Publicar un comentario