Recientes

Rabino Mesiánico: Existen tres palabras hebreas que todo Cristiano debe conocer

domingo, julio 01, 2018


hebrew, ivrit, hebreo, cristianos, rabino, mesiánico, jonathan cahn
Pixabay

EE.UU. - El rabino mesiánico Jonathan Cahn, autor de varios best-sellers del New York Times, consignó que todo cristiano necesita conocer la importancia de tres palabras hebreas proféticas, señaló Charisma News. Él afirma que estas palabras hebreas arrojan luz sobre lo que significa ser cristiano.

Yasha, Aliyah y Kavode

Estas tres palabras hebreas juegan un papel muy importante en la comprensión no solo de la Biblia, sino también del tipo de santidad al que Dios nos llama.

Yasha

"Jehová es mi fortaleza y mi canción, y él se ha convertido en mi salvación. Él es mi Dios, y yo lo alabaré, el Dios de mi padre, y lo enalteceré". Éxodo 15:2

La palabra yasha es, como escribe Cahn, "la respuesta a todo". Yasha significa rescatar, defender, preservar, salvar, alcanzar la victoria y sanar.

Ya sea que nos demos cuenta o no, nos pasamos la vida buscando yasha. Ansiamos seguridad y libertad. Buscamos satisfacer nuestras necesidades.

La buena noticia es que Dios cumple con nuestras necesidades. De yasha viene la palabra hebrea Yeshua que significa salvación. Está escrito en las Escrituras hebreas: "Dios se ha convertido en mi Yeshua". Él se ha convertido en nuestra salvación. Nuestro Salvador.

"En otras palabras, Dios se convertiría en nuestra ayuda, nuestra defensa, nuestra preservación, nuestra libertad, nuestra victoria, nuestra salvación. Dios se convertiría en la respuesta a nuestras mayores y más profundas necesidades", escribe Cahn.

Cuando el nombre de Yeshua se traduce al griego, se convierte en Iesous que, cuando se traduce al inglés, se convierte en Jesus. Jesús especialmente es nuestro Yeshua. Él es nuestra salvación, nuestro rescate y nuestra libertad de nosotros mismos.



Aliyah

"Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino" (Salmo 119: 105).

Tienes una aliyah para hacer.

Aliyah significa ir hacia arriba. El ascenso. El viaje a Jerusalén se llama aliyá porque la ciudad se encuentra en una montaña. Cuando Jesús viajó a la Ciudad Santa, hizo una aliá. Cuando el pueblo judío regresó a la Tierra de Israel después de su exilio, el regreso se llamó Aliyah. Ir a la Tierra Prometida era conocido como hacer Aliyah o el viaje ascendente.

Nosotros, como seguidores de Cristo, también estamos llamados a hacer aliyá. Pero el viaje no es literal. Es espiritual. Como hijos espirituales de Israel, nuestras vidas deben ser un viaje ascendente que glorifique a Dios. Como escalar una montaña, siempre debemos elegir el camino más alto. Cuando nos enfrentamos con elecciones, elegimos la que produce crecimiento espiritual y glorifica a Dios. Hacemos que toda nuestra vida sea Aliyah.


Kavode

"Así dice el Señor: El cielo es mi trono y la tierra el estrado de mis pies. ¿Dónde está la casa que tú podrías construir para mí? ¿Y dónde está el lugar de mi reposo?" (Is. 66: 1)

Kavode tiene dos significados: peso y gloria. Cuando leemos en la Biblia que el Cielo es el trono de Dios, entendemos que es donde descansa el peso y la gloria de Dios. La tierra es solo un escabel. Dios apoya sus pies en él, pero no todo su peso.

A su vez, debemos hacer lo mismo. Estamos llamados a "poner [nuestro] afecto en las cosas de arriba" y "no en las cosas de la tierra" (Col 3: 2). Descansamos nuestro peso en la tierra a la ligera.

Cahn escribe: "La tierra es solo un taburete. No es el lugar en el que puedes descansar todo tu peso o tu bienestar. Sus posesiones son solo problemas de escabel. Y su gloria es solo la gloria de un escabel".



No hay comentarios:

Publicar un comentario