Recientes

¿Cómo reconocer a un líder calificado para gobernar según las Sagradas Escrituras?

lunes, noviembre 05, 2018


lider, presidente, biblia, requisitos, gobernar, apologética, donald trump
Pixabay

EE. UU. - Wanda Alger escribió en su blog un interesante artículo, pensando en aquellos que cuestionan las calificaciones del presidente Donald Trump para gobernar efectivamente la nación. Hay algunas directivas útiles en las Escrituras.

Varios pasajes se refieren a "autoridades gubernamentales" e "instituciones humanas" (Rom 13:1-4, 1 Ped 2:13), no referencias sobre las calificaciones para los líderes de la iglesia (1 Tim 3, Tito 1:6-9 y 1 Ped 5:1-3).

Los roles y responsabilidades de los líderes cívicos y líderes de la iglesia son diferentes, al igual que las cualidades que caracterizan a estos líderes.

Cuando a los líderes eclesiásticos se les da una lista extensa de condiciones, estipulaciones y expectativas con respecto a su conducta moral y comportamiento personal, a los que están llamados a gobernar la tierra se les dan sólo unas pocas directivas simples:

* Sé un siervo para el bien de la gente. (Romanos 13:3-4)
* Castigar ("traer terror a") a los malhechores y a los que hacen el mal. (1 Pedro 2:13-14)
* Elogiar a los que hacen el bien. (1 Pedro 2:13-14)

Cuando la Biblia se dirige a los líderes que gobiernan las instituciones humanas, no se menciona la conducta personal ni el comportamiento moral "cristiano". Más bien, el énfasis está en seguir y defender las leyes de la tierra para que la gente esté segura y florezca. Reconocer esta distinción debería permitir a los creyentes discernir correctamente la efectividad de nuestro presidente actual como una autoridad gobernante.


Desde que asumió el cargo en 2017, el presidente Trump ha demostrado constantemente su compromiso de servir el bien de las personas. Por ejemplo, sus políticas y logros económicos han hecho que muchas personas vuelvan a trabajar y hayan revivido muchas industrias de fabricación estadounidense, trayendo renovadas esperanzas y vigor al lugar de trabajo. Él ha tomado la iniciativa con líderes mundiales hostiles, no sólo haciendo acuerdos comerciales que se creían imposibles, sino también demostrando una autoridad dada por Dios a aquellos que buscan hacernos daño. Como tal, está cumpliendo con la responsabilidad de castigar a los malhechores. Elogia a los que hacen el bien: su asociación con líderes evangélicos y el apoyo a los cristianos perseguidos en todo el mundo ha demostrado honor y aprecio por las iniciativas impulsadas por la fe y por aquellos que temen a Dios.

Su trayectoria, hasta ahora, aun cuando continuamos orando para que nuestros funcionarios electos tengan un encuentro con Cristo que les cambie la vida y que influya en su papel, este no es un factor calificativo para que ellos lideren de manera efectiva. A lo largo de la historia, Dios ha utilizado a líderes que tal vez no lo han conocido a Él, así como a aquellos que lo hacen (Gén 41, Nehemías 8, Isaías 45, Hechos 26:30-32).

Debemos continuar orando por nuestro presidente actual y por los que gobiernan esta tierra. Donde su comportamiento o conducta personal pueda parecer faltar a los estándares cristianos, todavía podemos apoyar nuestra fe en la capacidad y la intención de Dios de usarlos para nuestro bien y para su gloria.



No hay comentarios:

Publicar un comentario