sábado, marzo 09, 2019

¿Sabes cuál es el 'Mandamiento Inexplicable' según los rabinos?

vaca, roja, alazana, novilla, ternero, rabinos, biblia, antiguo testamento, rabinos, tercer templo
Captura: The Temple Institute | Youtube

Números 19:1-6 (NTV) 1 El Señor les dijo a Moisés y a Aarón: 2 «Este es otro requisito legal ordenado por el Señor: díganle al pueblo de Israel que traiga una novilla de color rojizo, un animal perfecto sin defectos y al que nunca se le haya colocado un yugo para el arado. 3 Entréguenla al sacerdote Eleazar para que sea llevada fuera del campamento y la maten en su presencia.4 Entonces Eleazar tomará con el dedo un poco de la sangre y la rociará siete veces hacia el frente del tabernáculo. 5 La novilla será quemada por completo —la piel, la carne, la sangre y el estiércol— en presencia de Eleazar. 6 Después, el sacerdote Eleazar tomará un palo de cedro, una rama de hisopo y un poco de hilo escarlata y los arrojará en el fuego donde se quema la novilla.

ISRAEL. - El mandamiento de la novilla roja es descrito por los sabios como el más inexplicable de todos en la Torá. Sin embargo, carecer de una novilla roja ha dejado a todo Israel ritualmente impuro e incapaz de ejecutar correctamente muchos otros mandamientos. El Instituto del Templo en Jerusalén ha encargado al rabino Ariel la supervisión del esfuerzo para restablecer este mandamiento esencial de la Torá. Como tal, el rabino Ariel es preciso en su descripción del mandamiento, incluidas sus implicaciones actuales.

"La Torá nos ordena que realicemos la mitzvá (mandamiento de la Torá) para estar en una condición ritualmente pura", explicó el rabino Ariel a Breaking Israel News. “Esto es necesario para que nos comprometamos en cualquier cosa que sea santa o santificada. Es importante entender que la impureza no es ningún tipo de suciedad física o algo así. Para la mayoría de las impurezas rituales, es suficiente bañarse en una mikve (baño ritual). El nivel más alto de impureza proviene del contacto con los muertos y para purificar esta condición, se requieren las cenizas de la novilla roja. Esta condición proviene no solo del contacto con los muertos, sino que estar bajo el mismo techo que un cuerpo muerto también provoca este nivel severo de impureza ritual. Esto suele suceder si una persona está dentro de un hospital en el que hay un cadáver presente. En tales casos, las cenizas de la novilla roja son el único método para volverse puros ritualmente. A falta de las cenizas de la novilla roja, esta condición se mantiene para siempre".

Los requisitos físicos para una novilla roja son simples pero precisos. Esto ha llevado a una intensa búsqueda de un candidato extremadamente raro.

"Sabemos que ha habido nueve novillas rojas a lo largo de la historia, la primera que se preparó en los tiempos de Moisés y Elazar, el hijo de Aarón", explicó Ariel. “Una novilla roja es una vaca hembra que es roja. En el lenguaje de la Biblia, el rojo no es exclusivamente lo que hoy conocemos como rojo. También incluye tonos marrones y otros similares de rojo. Esto excluye el negro. Todos los pelos de su cuerpo deben ser del mismo color".



El rabino describió un caso reciente en el que se encontró que un becerro tenía seis pelos blancos cerca de su nariz que lo hicieron no apto.

“El animal también debe tener dos años. No puede haber manchas, no hay agujeros en la oreja. Hasta ese momento, se considera un ternero y no una vaca. En ese momento, la vaca puede ser sacrificada y preparada". Aunque restablecer el servicio del Templo en su totalidad depende del regreso del ritual de la novilla roja, las cenizas de la novilla roja se preparan fuera del Templo.

“Este no es un sacrificio por sí, por lo que se quema en un área fuera del Templo, en el Monte de los Olivos. Se recogen las cenizas. Un poco de las cenizas se mezclan con el agua de manantial y se pueden rociar sobre las personas para purificarlas".

Solo un poco de las cenizas son necesarias para el ritual de purificación, por lo que una novilla será suficiente para todos los judíos.

“Si se prepara adecuadamente, una novilla es suficiente para purificar a toda la nación. No hay límite en la cantidad de madera que se puede quemar con la novilla. Esas cenizas también se usan para purificar a las personas. Una pequeña cantidad de ceniza, unos pocos miligramos, se puede mezclar con una gran cantidad de agua. De esta manera, una novilla puede purificar a toda la nación".

"Incluso después de la destrucción del Segundo Templo, las cenizas permanecieron escondidas en diferentes lugares y se usaron para purificar a los judíos", dijo el rabino Ariel.


"La falta de cenizas de la novilla roja nos ha impedido cumplir muchos mandamientos de la Torá", explicó Ariel. “Por ejemplo, hoy, cuando un judío hace pan, separa una pequeña cantidad para la mitzvá de hafrashat jalá (que separa una cantidad de masa para los sacerdotes). Hoy en día, la masa se desecha. Esto se hace debido a la impureza ritual de la persona que hace la masa y de los Kohanim (hombres judíos de la casta sacerdotal) . Si podemos restablecer el ritual de la novilla roja, esta masa se puede hornear y entregar a los Kohanim para que coman. Este producto horneado es uno de los 24 regalos divinamente ordenados designados para los kohanim. Hay muchos mandamientos como este que no podemos cumplir debido a la falta de las cenizas de la novilla roja.

“Las cenizas de la novilla roja no son necesarias exclusivamente para los mandamientos relacionados con el Templo. Esto permitirá el rendimiento completo de muchos mitzvoth que ya hacemos hoy".

Muchos creen que la búsqueda de la novilla roja está motivada por el deseo de acelerar la llegada del Mesías, pero el Rabino Ariel declaró enfáticamente que este no es el caso.

"Hay una gran idea errónea sobre la novilla roja", dijo el rabino Ariel. “Algunas personas creen que al restablecer el ritual de la novilla roja, traeremos al Mesías o restableceremos el servicio en el Templo. Esta es una comprensión incorrecta. Dios no cumple mis órdenes. Nosotros hacemos su orden. A los judíos se les dio la Torá y se les ordenó hacer la mitzvoth. No es nuestra intención provocar una reacción divina a través de la novilla roja. Nuestro único interés es realizar el mitzvoth como se les dio. La novilla roja es un mandamiento por lo que la ejecutamos. Nos permitirá realizar otras mitzvoth. Aparte de eso, no hay expectativas o agenda adicional”.

Ariel le dijo a BIN que hay dos becerros que podrían usarse para la preparación de las cenizas. Actualmente se están criando en un lugar no revelado en condiciones especiales. Se debe tener cuidado de que no estén cicatrizados o manchados y deben permanecer separados de los toros.

“De acuerdo con los requisitos de la Torá, está prohibido que se coloque un yugo o carga sobre ellos. Cuando los becerros alcancen la edad de dos años, serán revisados ​​nuevamente para asegurarse de que el color no haya cambiado y que no tengan manchas".

“Estamos trabajando en esto, pero lo más importante que podemos hacer es mantener su ubicación en secreto. Si tenemos éxito, en dos años se nos permitirá realizar más mitzvoth de la manera que Dios ordenó".

0 comentarios