miércoles, abril 10, 2019

¿Cómo sabremos si una Profecía viene o no del SEÑOR?

señales, profecías, biblia, falsos, profetas, adivinos, apostasía, apologética
Pixabay

¿Cómo sabremos si una profecía viene o no del SEÑOR? Es una de las preguntas más realizadas y buscadas de Internet de nuestros días. Hay una tendencia acentuada y cada vez mayor, especialmente en la última década, muchos cristianos (tanto de los que se congregan y de los que no se congregan) andan buscando a alguien que les profetice.

Tenemos creyentes que han dejado de vivir sus vidas, ya no tienen el control ni el rumbo de ellas. Ya el profeta dejó de ser profeta y se ha convertido en oráculo y adivino.

Soy testigo de cómo muchos creyentes se han envuelto en complejas situaciones por creer cualquier bobería que se ha justificado diciendo al final: "Así dice el Señor". Ahora, no pueden hacer nada sin esperar la bendición o respuesta divina, pero no están esperando o actuando en salud espiritual sino sólo y bajo las instrucciones del supuesto profeta o profetisa. Ya ellos no toman sus decisiones ya no son sus riesgos viven y experimentan las revelaciones del supuesto profeta o la profetisa que decide todo. ¡¡AY!! del o de los que se atreven a hacer algo sin su aprobación: "actúan bajo maldición".

Los Falsos Profetas o Las Falsas Profecías tiene dos cosas en común:

1. Salen del Contexto Bíblico, de la Sana Doctrina o la Sana Teología. Siempre dicen cosas absurdas u opuestas a la Palabra de Dios. Por ejemplo: 'El Señor te dice que debes divorciarte de tu esposo', aunque está escrito que "Dios odia el divorcio", según Malaquías 2:16.

2. Siempre Ofrecen Fechas. Muy rara vez ocurre en la Biblia pero ha ocurrido. Sin embargo, no tiene la especificación y detalle con la que algunos de los falsos profetas se pavonean.

Una falsas profecía puede decir: "Así te dice el Señor: sí a las 03:00 p. m. no estás en tu casa, arrepentido, postrado y clamando por la misericordia de Dios, un terremoto destruirá tu casa y matará a tu familia".

Y quizá usted diga, ¿qué tipo de ejemplo es este? Quiero que sepa que efectivamente escuché cuando se la profetizaron a una mujer.


En cambio, la profecía bíblica es así:

Entonces el profeta Jeremías le dijo a Hananías: «¡Escucha, Hananías! El SEÑOR no te ha enviado, pero el pueblo cree tus mentiras. Por lo tanto, esto dice el SEÑOR: “Debes morir. Tu vida terminará este mismo año porque te rebelaste contra el SEÑOR”». Dos meses después* murió el profeta Hananías. (Jeremías 28:15-17 NTV)

No es la primera ocasión que menciono esto, pero quiero que usted lo sepa. Una falsa profecía o las profecías de los falsos profetas son como "relojes sin batería". Todo el tiempo fallará en marcar la hora exacta pero cuando realmente ocurra la hora señalada en el momento que se detuvo, sí será verdad. 

Los falsos profetas son un volcán de profecías. Sí usted recibe una tan sola en una semana, es un milagro. Es posible que a diario reciba una palabra, un sueño o una visión de parte de ellos.

Los legítimos profetas de oficio divino no profetizan todo el tiempo. Vea la Biblia y descubra cada cuándo los profetas recibían lo que tenemos escrito. Había un tiempo considerable entre ambas profecías.

Quiero cerrar con el siguiente pasaje bíblico: 

»Tal vez se pregunten: “¿Cómo sabremos si una profecía viene o no del SEÑOR?”. Si el profeta habla en el nombre del SEÑOR, pero su profecía no se cumple ni ocurre lo que predice, ustedes sabrán que ese mensaje no proviene del SEÑOR. Ese profeta habló sin el respaldo de mi autoridad, y no tienen que temerle. (Deuteronomio 18:21-22 NTV)

0 Comments