sábado, abril 27, 2019

¿Satanás nos hace pecar?

biblia, pecado, satanás, tentaciones, enemigo, adversidad, iniquidad
Pixabay

¡¡Impulso Maligno!! dicen los judíos cuando pecan o hacen algo con lo que no honran a su prójimo o a Dios, a diferencia de los cristianos que dicen: "El Diablo me hizo pecar".

¿El Diablo nos hace Pecar? ¡Falso!

Sólo un creyente irresponsables puede atreverse a justificarse culpando a Satanás, la cuartada perfecta para muchos.

Tenemos cristianos desordenados, impuntuales, perezosos, desobligados y desaseados... que se atreven a decir que es por culpa del Diablo que son así.

No existe nada en la Biblia que indique que pecamos por culpa de Satanás, todo lo contrario.

El pecado viene de la carne, desde nuestro interior como producto de nuestras 'concupiscencias'.

Santiago 1:13-15 (RVR1960) Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.

La Biblia es clara en esto. El pecado no entró al mundo por Satanás sino por la desobediencia del hombre.

Romanos 5:12 (RVR1960) Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.


No tenemos ninguna duda, el Diablo le ayudará a pecar pero no le hará pecar. Él le tentará, le animará y hasta lo acusará ante Dios sin cesar por haber pecado (Apoc 12:10), pero él no es el culpable, es usted.

Génesis 3:1-5 (RVR1960) Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

¿Quién es nuestro 'Enemigo Público Número Uno'?

No permita que le engañen. Tenemos un adversario feroz y rugiente pero el peor enemigo de todos somos nosotros mismos, luego Satanás. Que nuestra necesidad y deseo, que nuestra voluntad sea que Dios haga su voluntad en nosotros por sobre todas las cosas.

1 Timoteo 4:16 (RVR1960) Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.
Mateo 26:42 (RVR1960) Otra vez fue, y oró por segunda vez, diciendo: Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad.
Lucas 11:2 (RVR1960) Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

0 comentarios