lunes, noviembre 18, 2019

GitHub almacena 'Códigos Abiertos' en la Bóveda del Fin del Mundo

apocalipsis, Svalbard, bóveda, fin, mundo, supervivencia, noruega, profecías
Captura: Youtube | Simon Film
NORUEGA, Svalbard. -  Un archipiélago al norte de la parte continental de Noruega a lo largo del paralelo 80, existe un sitio de antiguas minas de carbón noruegas y rusas cerradas de Svalbard, por lo que los lugareños han renombrado sus vastos acres de permafrost como una atracción para los científicos, los preparadores del día del juicio final y los preparadores científicos del día del juicio final, consignó Bloomberg. Alrededor de Svalbard, las cosas se pueden ocultar del estrés del mundo exterior. Hay un tratado para mantenerlo neutral en tiempos de guerra. En otras palabras, es un lugar ideal para un gran botón de reinicio global o dos.

Svalbard es el mismo lugar donde se encuentra el orgullosamente llamado la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, donde se guarda una amplia gama semillas de plantas, incluidos los cultivos más valiosos para los humanos, se conservan en caso de alguna pandemia nuclear o apocalipsis nuclear. La bóveda de semillas parece sacada de una película, su entrada es un obelisco triangular que sobresale de una extensión blanca cegadora. Brilla con brillantes luces verdes. (Ver Foto)

Ahora que al parecer se han guardado todas las semillas del mundo han comenzado a guardarse archivos y programas de computadora indispensables para una recuperación sistemática informática mundial. Por eso, Nat Friedman, director general de 42 años de GitHub Inc., el banco de código líder de Microsoft, espera vencer al apocalipsis guardando el Archivo Mundial del Ártico, según fue nombrado por la misma GitHub.

Los servidores y las unidades flash usb no son lo suficientemente resistentes para este propósito, por lo que los datos se codifican en lo que parecen carretes de películas de la vieja escuela, cada uno pesa unas pocas libras y se almacenan en un recipiente de plástico blanco del tamaño de una caja de pizza. Básicamente es microfilm. Con la ayuda de una lupa, usted, o, digamos, una banda de sobrevivientes del Fin de los Tiempos, puede ver los datos, ya sean imágenes, texto o líneas de código.


La responsable de crear esos envases es la fábrica Piql AS, que asegura sus rollos especializados de súper duración tienen una resistencia mayor de 750 años normales y hasta más de 2,000 años en una cueva fría y con poco oxígeno, suficiente tiempo como para soportar el Armagedón.

GitHub, que Microsoft compró el año pasado por $ 7,5 mil millones, planea convertirse en el mayor inquilino. Eventualmente, dice Friedman, GitHub dejará 200 platos, cada uno con 120 gigabytes de código de software de código abierto, en la bóveda. El primer carrete incluía los sistemas operativos Linux y Android, además de otras 6,000 aplicaciones importantes de código abierto.

Si el mundo llegase a la devastación hasta el punto en que Svalbard es el último depósito de semillas de trigo y maíz utilizables, el código fuente de YouTube probablemente ocupará un lugar bastante bajo en la jerarquía de necesidades de la humanidad. Sin embargo, para Friedman, es el siguiente paso natural. El software de código abierto, en su opinión, es uno de los grandes logros de nuestra especie, a la altura de las obras maestras de la literatura y las bellas artes. Se ha convertido en la base del mundo moderno, no solo Internet y los teléfonos inteligentes, sino también satélites, dispositivos médicos, herramientas científicas, robots.

La idea básica del código abierto es que escriba el código y lo comparta, dándole a cualquier otra persona la oportunidad de ver lo que ha hecho y, si lo desea, tomar el código y cambiarlo y hacer lo suyo. Con el tiempo, este vasto y creciente cuerpo de trabajo se reutiliza y mejora y se utiliza para crear innumerables aplicaciones de software.

El código abierto ha beneficiado a muchísimos monstruos corporativos de nuestros días: Google, Facebook, Uber, Netflix, Amazón, Huawei, IBM y muchos otros que se hicieron poderosos gracias al código abierto. Algo que hoy, es el motor de la mayoría de los avances informáticos más importantes.

¿Sobrevivirá Svalbard al Gran Día del Juicio Final? Nosotros no lo creemos, ¿y usted?

0 Comments