domingo, diciembre 08, 2019

4 Ejercicios que hacen los 'discípulos de Profetas' para crecer en el Don Profético

profecía, dones, espirítu santo, biblia, consejos, ejercicios, ciencia, jesús, ministerio
Pixabay

EE. UU. - Cuando te conviertes en parte del cuerpo de Cristo, dice el ministro profético Kim Maas, también te conviertes en parte de la comunidad profética. Pero, dice Maas, como muchos creyentes, su don profético no crecerá a menos que lo uses.

Maas comentó que los discípulos guiados por profetas como Cindy Jacobs, Randy Clark y Roland Baker, se ejercitan en cuatro prácticas que los creyentes pueden ejecutar para iniciar y crecer en el don profético que Dios les ha dado libremente.

1. "Una cosa que es imprescindible es que estudies tu Biblia", dijo Maas al Dr. Steve Greene en un episodio reciente de Greenelines en Charisma Podcast Network. "Una de las formas en que probamos una palabra de conocimiento siempre es mediante las Sagradas Escrituras. Las palabras deben alinearse con las Escrituras. Cuando Él te habla, ya tienes una idea de si esto es realmente del Señor porque ya sabes que se alinea con la Palabra de Dios.

2. "La segunda cosa es que, cada vez que tengas oportunidad, practica el don de profecía. Hay varias maneras de practicar, y una es escribir un diario todos los días. Levántate por la mañana, pasa tiempo con el Señor y luego sal. Haz tu diario y hazle a Dios preguntas simples como: '¿Qué va a pasar hoy?', '¿Quién me va a llamar?', '¿Qué va a necesitar la gente de mí hoy?'.


3. "Otra forma fácil es lo que yo llamo regalos proféticos. Todas las personas en su vida que tienen cumpleaños y aniversarios, envíenles una tarjeta profética. Denles una palabra profética. Pídanle al Señor que le dé una Escritura, pídale que le dé a usted una palabra sobre su futuro, algo que los aliente y lo escriba en una tarjeta o compre un regalo que represente lo que usted dijo en la tarjeta. Es un elemento simbólico.

4. "Por último, piense en todos los lugares a los que va regularmente, no solo en la iglesia. Cuando vaya a algún lugar durante el día, pídale al Señor que lo haga sensible a la voz del Espíritu Santo, y luego sea sé consciente de si tienes algo para esa persona. Presta atención a las personas que pasan y Dios resaltará a alguien por ti. El Espíritu Santo te guiará desde allí ".

0 Comments