CONSPIRACIONES: El nuevo caos de los Apóstoles y Profetas por el Coronavirus COVID19

conspiración, cristianismo, política, curiosidad, apologética, apostasía, mentiras, triste, vergüenza

La cuarentena del Coronavirus COVID-19 está exponiendo como nunca antes la falta de estudio bíblico en el Movimiento Moderno Apostólico y Profético. La realidad muestra como la carencia de una buena exégesis bíblica; pero sí de la abundancia de eiségesis (interpretaciones personales) en las profecías apocalípticas versus Coronavirus versus Conspiración.

Hemos dicho que 2020 sería el año de las falsas profecías, así es. Pero, lo que estamos viendo en sin precedentes. Sí usted creía que habían pastores fans de las conspiraciones este es un buen momento para identificarlos y alejarse de ellos. Pastores descarados solicitando dinero como chantaje de protección contra la enfermedad COVID-19.

Lo malo, lo pésimo y lo nefasto es escuchar cómo los supuestos predicadores del evangelio están hablando más de conspiraciones que del mensaje bíblico, o abriendo demasiado la boca con fuentes desacreditadas.

Una de esas barbaries, que repiten estos pastores como si fueran revelaciones que provienen por parte del mismo Dios, son las conspiraciones virales del Dr. Rashid A. Buttar acerca del origen de COVID-19.

Buttar, de origen pakistaní, nacido en Londres pero que emigró a muy temprana edad a EE. UU., se convirtió en un médico osteópata (medicina alternativa), promotor antivacunas y de las teorías conspirativas que forman parte de una dantesca red de desinformación, especialmente en estos momentos de la infopandemia. Facebook y Youtube han eliminado algunos de sus vídeos. Aunque, Buttar aparece siendo entrevistado en grandes cadenas de televisión por su ponencia agresiva que hace subir ratings.

A continuación, hemos adjuntado uno de sus vídeos virales compartido por una web de noticias Next News Network, clasificada por muchos como noticias falsas. En el vídeo asegura que Anthony Fauci es el creador del COVID-19 con el respaldo de EE.UU., China y la OMS. Además de mencionar que las redes de teléfonos celulares 5G debilitan las defensas de la humanidad fortaleciendo las posibilidades de la enfermedad de COVID-19, los "chemtrails", el Estado Profundo, vacunas y mucho más:






Coronavirus COVID-19: NO es una Bomba Biológica

Amados hermanos, infórmense de fuentes confiables. Es cierto que existen grandes planes de maldad en el corazón de Satán, ambiciones, alianzas y codicias de poder diabólicas. No podemos justificar eso. Pero, los reportes científicos de expertos independientes, investigadores de distintas nacionalidades han asegurado mucho antes que no se trata de un virus creado ni manipulado por el hombre.

Biblia y COVID-19

Los eruditos coinciden que la COVID-19 no es una plaga apocalíptica. Usted debe saber que este no es el fin, esto pasará. Se trata de una de las señales de los principios de dolores de los cuales profetizó Jesús. No hemos visto ningún sello apocalíptico abierto. No tiene sentido. No existen esas condiciones. 

¿Por qué la COVID-19 no es una plaga apocalíptica?

Es tan vergonzoso ver en muros de Facebook y otras redes sociales como algunos cristianos consignan con tanta seguridad y se suman a la desinformación compartiendo conspiraciones, hoax y artículos desvirtuando la información legítima. Uniendo cabos con eventos circunstanciales y otros no tan relacionados; y hasta ofreciend eventos y fechas exactas sobre cuando se abrieron los sellos.

Para que se abrieran sellos, relámpagos y copas de ira, no tenemos ni el más mínimo ambiente para ello. No tiene sentido. Cuando lleguen los tiempos apocalípticos de los que habló Juan Apóstol se requieren muchos requisitos que no tenemos cumplidos, el anticristo y arrebatamiento, entre otros.

Sí tienes problemas con cuándo ocurrirán o no crees en el arrebatamiento, debes saber que no habrá tiempo para estar tranquilos desde casa. Cuando lleguen los días del apocalipsis y todos sus juicios nadie tendrá la oportunidad de estar refugiado en casa:

Apocalipsis 6:15-17 (RVR1960) 15 Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; 16 y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; 17 porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?

Post a Comment

Artículo Siguiente Artículo Anterior