Espíritu Santo habla a Pastor y envía a todos a casa antes de explosión en Beirut

beirut, explosión, fuego, profecías, milagros, pastor
Pixabay

BEIRUT, Líbano. - Mientras que el rabino Matiyahu Glazerson asegura que descubrió un código secreto de la Torá donde aparentemente revela que la explosión de Beirut del martes 04 de agosto, fue como la columna de fuego y humo que protegía a Israel en el desierto, consignó Breaking Israel News.

En cambio, CBN News nos brinda una de las noticias más reales y maravillosas de las que hayamos leído en este tiempo tan doloroso para Beirut. El pastor Said Deeb de Life Center Church en Beirut, dijo que el día de la explosión masiva lo invadió un sentimiento extraño: una combinación de ansiedad, ira y tristeza que lo sacudió hasta la médula. Dijo que oró con su personal, pero no logró superarlo, y no podía evitar la sensación de que algo malo sucedería.

"No sé por qué, fui tan grosero, pero les dije a todos: 'Váyanse a casa, váyanse a casa, simplemente cierren el Centro'", explicó el pastor Deeb. “Pero la gente decía, '¿Cómo es eso? Recorrimos un largo camino, tenemos compromisos, tenemos reuniones'. Dije que no sabía por qué, pero que por favor, se fueran a casa y volvieran hasta el domingo; y eso que era martes por la tarde", dijo.

Así que el pastor Deeb envió a todo su personal, 34 personas, todos a sus casas; y canceló todas las clases bíblicas para niños después de sentir que algo terrible estaba por suceder.


"Era como si el Espíritu Santo dijera: ¡Váyanse! ¡Váyanse! ¡Váyanse! Así que yo decía que todos se fueran a casa, apagaran las computadoras, los obligaba a irse, los obligaba a irse y ellos decían: 'Estamos cocinando, cocinando comida para los refugiados y para los pobres', y yo dije:' Hoy cancela todo, ponlo en la nevera'... Ellos pensaban que había perdido la cabeza, pero no lo sabían y yo no sabía que era el impulso del Espíritu Santo".

Life Center Church Beirut se encuentra a solo una milla (aprox. 1,600 m) del epicentro de la explosión. Él dice que la explosión voló ventanas y puertas de la instalación de 4,000 metros cuadrados y seguramente habría cobrado vidas si alguien hubiera estado allí. Más de 200 personas perdieron la vida en esa explosión, miles resultaron heridas y decenas de miles se encuentran ahora sin hogar. Pero el pastor Deeb dice que está viendo a la Iglesia unirse ahora más que nunca en nombre de Beirut.

"La necesidad que nos rodea es enorme, por lo que venía gente de todo el Líbano para ayudar a limpiar el área donde estamos y comenzamos a enviarles comida y regalar bebidas. Y agradezco a Dios por el Cuerpo de Cristo, la gente sigue llamándome de todo el mundo preguntando cómo pueden ayudar. Es la primera vez en mi vida que siento que la Iglesia Internacional está unida para ayudar al Líbano ya Beirut”, dijo Deeb.

Post a Comment

Artículo Siguiente Artículo Anterior